<
>

Boca y Tigre definen al campeón de la Copa de la Liga

Boca Juniors y Tigre jugarán la final de la Copa de la Liga este domingo a las 16 horas en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Ambos equipos compartieron zona en el Grupo B: el Xeneize terminó en el segundo puesto y el Matador, en el tercero. Cuando se cruzaron entre ellos, el resultado fue 2-0 a favor de Boca. En el camino, los de Battaglia dejaron a Defensa y Justicia en cuartos de final y a Racing, en semis. Por su parte, los de Martínez sacaron en el primer cruce directo nada menos que a River y, luego, a Argentinos Juniors.

El Xeneize viene en alza. Si bien contra Racing las sensaciones no fueron buenas (a pesar de la victoria), los de Battaglia habían mostrado que podían estar a la altura en los cuartos de final ante Defensa y Justicia, un equipo que propone y asfixia a sus rivales. El punto de inflexión estuvo en La Bombonera ante Corinthians, donde Boca salió a buscar el partido y, aunque el resultado no fue el esperado, la propuesta de juego apareció para ilusionar a la gente y darle confianza a los jugadores.

¿Cuál es el lado B de la gran actuación ante el equipo brasileño? Que Boca no logró quedarse con los tres puntos a pesar de haberlo merecido y eso hizo que no se convierta en el líder de su grupo. De esta manera, llega a esta final con poco oxígeno y con la mente escindida entre la necesidad de cumplir con las expectativas ante Tigre (porque es sabido que la presión siempre la tiene el favorito) y el deseo impostergable de seguir en carrera en el torneo continental.

Hace tiempo que el Xeneize persigue la séptima y no la consigue, mientras que su máximo rival se lucía y desplegaba su poderío a lo largo y ancho de Latinoamérica. Como ya lo anticipa la canción, la Copa Libertadores es la obsesión de los hinchas de Boca y la necesitan. Por eso es que el equipo de Battaglia tiene otra final este jueves ante Deportivo Cali para avanzar a la siguiente etapa y ese objetivo pone su mente fuera de la definición doméstica en Córdoba.

Tigre llega fortalecido y cuenta con la soltura de saber que la obligación la tiene Boca. Los de Victoria tuvieron un blindaje al ego al eliminar al poderoso River Plate de Gallardo, que en la previa era más que favorito para pasar sin complicaciones ante un rival de menor jerarquía, presupuesto e historia. El Matador plantó cara, sacó pecho y dominó a un Millonario desconocido, que no pudo ofertar reacción y se despidió antes de lo esperado de la competencia.

Al margen de la icónica victoria en el Monumental, hubo otro desafío difícil de sortear para Tigre: el Argentinos Juniors de Milito no tenía entre sus opciones regalarle nada y lo hizo sufrir hasta último minuto, dando vuelta el partido y forzando los penales.

¿Cuál es la ventaja de haber atravesado esa turbulencia? Que los ejecutores de los penales sumaron confianza ante el Bicho y Gonzalo Marinelli dejó en claro que no es solamente Agustín Rossi el que se puede lucir en la definición desde los 12 pasos.

El arquero de Tigre es un referente para los de Victoria: estuvo en la final que le ganaron a Boca en 2019, cuidó el arco para luchar por el preciado Ascenso y fue determinante en el camino a esta definición. El hombre que lleva la dorsalera 23 en su espalda ya avisó que estudia a los pateadores y ante Boca no será la excepción si le toca ser protagonista.

Este domingo en el estadio Mario Alberto Kempes, la necesidad y la jerarquía de Boca se cruzan con el hambre de gloria de Tigre, en un duelo que devendrá en el flamante campeón del fútbol argentino.

POSIBLES FORMACIONES:

BOCA: Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, Frank Fabra; Pol Fernández, Alan Varela, Óscar Romero; Eduardo Salvio, Darío Benedetto y Sebastián Villa. DT: Sebastián Battaglia.

TIGRE: Gonzalo Marinelli; Lucas Blondel, Víctor Cabrera, Brian Luciatti, Sebastián Prieto; Ezequiel Fernández, Sebastián Prediger, Cristian Zabala, Alexis Castro, Facundo Colidio; Mateo Retegui. DT: Diego Martínez.

ÁRBITRO: Darío Herrera

ESTADIO: Mario Alberto Kempes, Córdoba.