<
>

En el Bayern no hay certeza sobre fichar definitivamente a Coutinho

play
Kovac ensalza las virtudes de Coutinho, tras su gol y asistencia (0:31)

Bayern Munich superó a Paderborn 3-2 con anotaciones de Serge Gnabry, Philippe Coutinho y Robert Lewandowski. (0:31)

Philippe Coutinho, cedido al Bayern Munich hasta final de temporada, expresó el domingo su deseo de permanecer en el club alemán más allá de esa fecha, entendiendo que el club alemán negociase con el Barcelona su fichaje definitivo, tal y como se establece en el contrato de cesión que ambos clubs firmaron en el verano de 2018.

Dicho acuerdo indica que el Bayern posee una opción de compra por 120 millones de euros al acabar este curso, una cláusula que de no hacer efectiva provocaría su retorno al Camp Nou, donde mantiene contrato hasta 2023.

Las intenciones del crack brasileño coinciden con el Barça, que recuperaría la inversión realizada por su fichaje en enero de 2018 atendiendo a que su rendimiento de azulgrana quedó muy lejos de las expectativas y el jugador no es contemplado en los planes deportivos en el futuro del club… Pero su trascendencia en las filas del Bayern, en esta primera mitad de la temporada, no han cumplido tampoco con lo esperado.

“Me siento muy cómodo. Mis planes pasan por quedarme aquí un año y me concentro en ello, pero si todo encaja me gustaría quedarme”, afirmó Coutinho durante la tradicional visita que los jugadores del club realizan en las fiestas de Navidad a Kasing, un club de aficionados del Bayern en la que proclamó una intención que, a día de hoy, se contempla complicada en los términos pactados.

En Múnich la adaptación del crack brasileño recuerda a lo sucedido antes con James Rodríguez, cedido por el Real Madrid con una opción de compra y que el club alemán nunca llegó a hacer efectiva al no alcanzar el futbolista colombiano lo que de él se esperaba en sus dos años con el club y que regresó al Bernabéu tras no mostrar el Bayern interés al final por hacerse con su fichaje. Ni por los 42 millones de euros establecidos en la cláusula de compra ni renegociando esos términos.

“Dar dos o tres pases mágicos no es suficiente. Es un cuerpo extraño dentro del Bayern. Cuando tienes un jugador así en el equipo y no marca la diferencia entonces por supuesto tienes problemas porque sólo muestra la mitad de lo que es”, afirmó a finales de octubre Dietmar Hamman, ex futbolista del club y actual comentarista de referencia en Alemania, en una frase que no fue rechazada por el propio director deportivo del Bayern, Hasan Salihamidzic, quien reconoció que Coutinho “está lejos de su 100 por ciento” en el equipo.

El Barcelona confía que tras el parón invernal y bajo las órdenes de Hans-Dieter Flick, que se hizo cargo del conjunto germano tras el despido de Niko Kovac, el futbolista brasileño recupere el nivel exhibido durante su etapa en el Liverpool y acepte, cuanto menos, negociar los términos de un traspaso a final de curso, aunque es consciente de la dificultad de alcanzar esos 120 millones establecidos en la cláusula.

El Bayern, que mantiene los 80 millones de euros que pagó al Atlético de Madrid por el fichaje de Lucas Hernández como pago más alto, rompería todos los records con Coutinho… Una posibilidad que ahora mismo se entiende muy improbable.