<
>

La NFL ha delineado de forma clara su estrategia en Londres

play
Así lucirá el nuevo estadio del Tottenham para recibir a la NFL (0:50)

El fútbol americano disputará 10 partidos oficiales en esa cancha. (0:50)

LONDON -- En un caluroso día de verano el pasado martes, la NFL finalmente aterrizó en el norte de Londres, en el ultramoderno estadio del Tottenham Hotspur. Seguro, la mayoría de los jugadores actuales no estaban uniformados para para tomar las repeticiones --más allá de las típicas para los medios-- y la acción en la superficie artificial retráctil corrió a cargo principalmente de adolescentes con la esperanza de ganarse un sitio en la recién formada NFL Academy.

Pero la naturaleza simbólica del día --subrayada por el enorme logo en el centro del campo-- era evidente. Se trata de la primera ocasión en que el estadio, que abrió sus puertas en abril, estaba en modo NFL. Al tomarse la oportunidad de presumir a algunos potenciales estelares británicos del futuro, la liga demostró que su expansión internacional ha dado otro paso importante al frente.

"Realmente no esperaba esto", dijo Cameron Brate, ala cerrada de los Tampa Bay Buccaneers que jugará en Londres este otoño, durante la Semana 6. "Esperaba entrar a un estadio de soccer, así que ver esta configuración es grandiosa y demuestra el compromiso para hacer crecer el partido".

"El estadio te roba el aliento. ¿La cantidad de dinero que invirtieron en el estadio? ¡Bien invertido! Es una mina de oro", dijo Mario Addison, un ala defensiva para los Carolina Panthers, riendo. "También hará el viaje para enfrentar a los Bucs, más tarde.

Se cree que el estadio costó alrededor de 850 millones de libras esterlinas, aproximadamente 1,000 millones de dólares.

No eran solamente estelares de fútbol americano presentes para el primer evento en emparrillado de NFL del nuevo estadio. El legendario ex defensa de los Spurs y de Inglaterra, Ledley King, asistió en rol de embajador para el club y le gusta lo que vio: "Realmente sí se siente como un estadio de la NFL hoy".

Históricamente, preocupaciones logísticas han existido cuando llega el gran show a la ciudad, y eso se ha extendido más allá del impacto que han tenido los duelos previos de la International Series sobre la superficie de Wembley (o Twickenham). En esos dos estadios, los equipos de la NFL quedaron apretados en las instalaciones relativamente pequeñas de soccer.

En la casa de Tottenham, nuevos vestidores diseñados específicamente para escuadras mayores --y los casilleros significativamente más grandes dentro de esos vestidores-- fueron revelados a los medios, con la escala y el espacio evidentes para que todos lo experimentaran. Una tienda de mercancía vendiendo de manera conspicua productos de la NFL cimentó todavía más la permanencia de la sociedad entre Tottenham y la liga. Simplemente paseando, bajo los rayos del intenso sol, se le podía perdonar a uno pensar que se estaba en la Costa Oeste de los Estados Unidos, y no simplemente a unas yardas de Seven Sisters Road.

Los ejercicios entre las costuras para quienes sueñan con la NFL Academy recordaron a todos los presentes que la sociedad entre la NFL y los Spurs se extiende más allá del comercio y el acuerdo inicial por 10 años que verá partidos de temporada regular jugarse en este estadio todos los años. Anunciada hace algunas semanas, la NFL Academy tendrá su base en el norte de Londres, en Barnet and Southgate College, comenzando operaciones en septiembre con una primera clase de aproximadamente 80 estudiantes, permitiendo una presencia de fútbol americano a lo largo de todo el año en la comunidad.

El curso dará a los jóvenes jugadores británicos una experiencia académica sin precedentes en el juego, al tiempo que mantienen su desarrollo escolar. Las esperanzas, miedos y sueños que los aspirantes enfrentaban en las pruebas finales para ganarse una plaza en el programa resonaron con muchos de los jugadores presentes y pasados que asistieron, como Christian Scotland-Williamson, un ex jugador de los Worcester Warriors que ahora ha firmado con los Pittsburgh Steelers. Scotland-Williamson transicionó en sus 20s, apresurando su entendimiento del juego para poder recibir una oportunidad.

"Solamente he estado jugando por año y medio ahora", dijo Scotland-Williamson. "Estos tipos son capaces de ir allí y trabajar en sus habilidades para que cuando lleguen a ese escenario donde podrían estar entrando al draft, tengan cinco o seis años de experiencia".

Obtener a jugadores a una edad más temprana y enseñarles los puntos básicos es un progreso significativo para el desarrollo del talento en el Reino Unido.

"Llegas a un nivel donde ahora tienes a los chicos tomando el siguiente paso, tratando de llegar al siguiente nivel, y tenemos coaches que les enseñan los modos correctos para acostumbrarse a jugar en la NFL", dijo Johnathan Joseph de los Houston Texans, quien fue recluta de primera ronda en el 2006.

Una de esas guías es Jason Bell, quien pasó 10 años en la NFL como jugador y ahora es un rostro reconocible en la televisión británica cubriendo el deporte. Bell está muy involucrado con la NFL Academy, motivando a los jugadores y mostrándoles los ejercicios. Ve el potencial de primera mano.

"¿Cómo puedo ayudar a este jugador porque veo la habilidad en crudo aquí?", pregunta Bell. "Eso es lo que tanto me emociona".

Esa "habilidad en crudo" es aparente al observar al talento joven reunido en el estadio. Ritmo, fuerza, habilidad están a la vista, pero muchos de los jóvenes candidatos nunca han jugado al fútbol americano organizado. Ahora, tienen la oportunidad de hacer algo nuevo, explorar una dirección diferente para su talento.

King considera lo que pudo haber sido un camino alterno para él de haber existido la NFL Academy antes. "He estado caminando por aquí toda la mañana pensando, 'Pude haber sido yo'. Me hubiera encantado probar algo así".

"Estos chicos están en posición privilegiada", aclaró Efe Obada, quien viene de una niñez con muchas carencias --y una senda poco convencional-- hasta llegar a la NFL contra todo pronóstico. "De haber tomado la ruta estudiante-atleta que todos tomaron, estaría más avanzado".

Obada es el primer jugador internacional que no jugó a nivel colegial y que avanzó directamente de una liga europea de fútbol americano a la NFL.

Las probabilidades siguen estando en contra de la mayoría de los candidatos para seguir los pasos de Obada, incluso con un arranque acelerado por unos años respecto a los actuales británicos en la NFL, pero el potencial de brillar como profesional es únicamente parte del atractivo de la NFL Academy.

"No estaría aquí hoy si no fuera por el juego de fútbol americano y el elemento educativo", señaló Bell. "Todas estas personas haciendo esto van a volver a sus comunidades y serán mejores personas, sabrán llevarse con la gente, porque es lo que haces en un equipo de fútbol americano".