Packers: Aaron Rodgers no elegirá al nuevo coach

GREEN BAY, Wis. -- Aaron Rodgers no provocó el despido de Mike McCarthy y el quarterback de los Packers no será tampoco quien decida quién será el próximo coach del equipo.

Ese fue el mensaje el lunes del presidente del club, Mark Murphy, un día después de despedir a McCarthy luego de 12 juegos en la que era su campaña 13 al frente de los Packers.

“Obviamente, (Aaron) es libre de darnos su opinión, pero no será parte de este proceso”, señaló Murphy. Lo otro que diría es que Aaron no fue parte, para nada, en la decisión de seguir adelante sin Mike”.

Murphy le hizo ese encargo a su gerente general de primer año, Brian Gutenkunst, quien también tendrá un papel importante en elegir al remplazo permanente de McCarthy.

El coach interino, Joe Philbin, coordinador ofensivo de los Packers y ex entrenador en jefe de los Miami Dolphins, tendrá oportunidad de quedarse con el puesto, señaló Murphy, quien, sin embargo, no dijo si Mike Pettine, actual coordinador defensivo de Green Bay y ex coach de los Cleveland Browns, será evaluado ni tampoco mencionó características de otros candidatos.

“Esas son decisiones que se tomarán y ahora mismo, estoy enfocado sólo en los próximos cuatro juegos y la dirección que tomaremos con Joe”, dijo Rogers. “Obviamente soy un jugador viejo en esta liga, aún tengo años qué cumplir en mi contrato, me encantaría jugar hasta los 40.

“Hay interés en saber quién será nuestro próximo coach, pero Mark, Brian y yo siempre hemos tenido buenas líneas de comunicación. Sus oficinas siempre están abiertas. He tenido conversaciones con ellos como las he tenido con Ted todos estos años. No necesito involucrarme en ese proceso”, agregó.

Por la complejidad de la relación entre Rodgers y McCarthy, especialmente en su última campaña, cuando las cosas empeoraron, el cambio de coach tras la derrota por 20-17 ante los Arizona Cardinals que puso a los Packers con marca de 4-7-1, se percibió como una victoria de Rodgers en la lucha de poderes.

“Espero que no sea la razón. Como en cualquier relación, él (Mike) y yo tenemos nuestros grandes momentos, tenemos momentos en los que chocamos cabezas, pero la base se construyó con mutuo respeto y comunicación”, aseguró Rodgers. “Pasamos muchas veces hablando fuera del campo, en mi casa, en su casa. Pasamos tiempo juntos haciendo crecer nuestra relación y logramos mucho juntos”.

Rodgers elogió a McCarthy por apoyarlo durante la transición de Brett Favre en 2008. Dos campañas más tarde, los Packers ganaron el Super Bowl XLV, sin embago, pese a alcanzar el Juego de Campeonato de la NFC dos veces más, nunca volvieron al Super Bowl.

“Realmente sentí que se necesitaba un cambio y que el periodo de Mike como coach había concluido. Necesitábamos una voz nueva y esas cosas pasan en nuestra liga”, indicó Murphy.

Tanto Murphy como Gutenkunst dijeron que la derrota ante Arizona fue la gota que derramó el vaso.

“Que esa derrota se diera en casa en este caso en particular, ante un equipo que creíamos debíamos derrotar, simplemente no es algo para nuestros estándares”, señaló Gutenkunst. “Y no fue aceptable para lo que queremos aquí”.

La noticia del despido de McCarthy fue recibida con sorpresa por jugadores y coaches en Lambeau Field, no por la decisión sino por el momento.

Sin e,bargo, Murphy dijo que el despido beneficiará a los Packers porque “el proceso de contratar a un coach es un proceso competitivo. Nos pone antes en el mercado” y podría ayudar a McCarthy a encontrar otro trabajo si desea entrenar en 2019.

McCarthy está bajo contrato con los Packers hasta la próxima temporada y una fuente cercana a él dijo el lunes que el coach va a tomarse un tiempo antes de tomar una decisión sobre su futuro.

Philbin dijo que habló con McCarthy un par de veces desde que fue despedido y Philbin se puso emotivo cuando al hablar con su ex jefe.

“Le dije que ya lo extrañaba al revisar los videos y hablar del juego (…). Le dije que lo amaba y me dijo lo mismo”, relató Philbin.

En el vestidor, los jugadores reconocieron tener sentimientos encontrados.

“Últimamente hay un estigma negative. Mencionas a McCarthy en público y eso da un sentido negativo al tema”, dijo el receptor Davante Adams. “Sin embargo, al mismo tiempo, hizo cosas increíbles por esta ciudad, más que nada. Obviamente por el equipo, pudo contribuir mucho para nosotros individualmente. Tengo mucho respeto por él y es triste verlo irse.

“No diría que es algo que nos afecta. Ojalá las cosas mejoren de ahora en adelante y también para él”, añadió.

Será la primera vez desde al menos 1992 en la que el gerente general no contrate al entrenador en jefe de los Packers. Un año antes, el entonces presidente del equipo, Bob Harlan, contrató a Ron Wolf como gerente general y le dio control total en las operaciones deportivas. Hasta enero, así es como los Packers operaron por más de 20 años hasta que Murphy cambió la estructura, al forzar la salida de Ted Thompson y contratar a Gutenkunst.

Ahora, Murphy se encarga de supervisar al coach y al gerente general.