<
>

Daniel Martínez asumió como gladiador para garantizar el título de Egan en el Giro

Por su sacrificio, Daniel Martínez fue vital para el título de Egan Bernal en el Giro de Italia @Eganbernal

Por su sacrificio, Daniel Martínez fue vital para el título de Egan Bernal en el Giro de Italia. Lo sostuvo en los momentos más difíciles y se ganó el respeto de todo el pelotón. Terminó 5to en la competencia.

"Mi ángel de la guardia". En cinco palabras el campeón colombiano definió a su gregario más leal. Hay una que lo describe mejor: Gladiador.

Dani Martínez dejó la piel en la ruta. En esa carretera estrecha en subida hacia Sega di Ala de la etapa 19 miró a los ojos al campeón y le habló con el corazón. Según confesó después, con algunas frases picantes en tono de arenga, agitó el orgullo del líder para traerlo de vuelta de las llamas en que se consumían sus ganas de triunfo.

Egan reaccionó. Entendió ese mensaje y activó sus fuerzas entre el sufrimiento. Dueño aún del primer lugar, agradeció a su soldado de 25 años por tanto compromiso.

Hubo más. En la penúltima jornada con otro final alto en Los Alpes, terminó el trabajo artesanal del equipo Ineos para asegurar el sueño rosa. Recibió de Jonathan Castroviejo la misión de llevarlo hasta el Alpe Motta sin poner en riesgo la ventaja necesaria para afrontar la contrarreloj tranquilo.

Martínez comandó ese reducido lote de favoritos y fundió a Simon Yates con un ritmo demoledor sobre ese tramo de 7.3 kilómetros de rampas al 13 por ciento. Lo soltó en el momento justo y Bernal arribó segundo con la renta suficiente.

Escalador pura sangre, con buen dominio en el plano, Daniel se ganó la confianza de su escuadra. Terminó quinto y con el respeto del pelotón.

Es un gran corredor. Mucha gente no lo sabía. Ahora lo ha demostrado”, agregó el nuevo campeón. De ahora en adelante lo acompañará un hermano de ruta, un ángel de la guarda. Un gladiador.