<
>

Charlo noquea en 3 rounds a mexicano Cota

Jermell Charlo se encargó de los negocios en poco tiempo al anotarse un nocaut técnico en el tercer asalto ante Jorge Cota el domingo por la noche en el Mandalay Bay en Las Vegas, con un par de derechas explosivas que enviaron al zurdo a la lona en dos ocasiones.

Luego de algunas dificultades iniciales en las que Charlo (32-1, 16 KOs) tuvo problemas para descifrar el estilo torpe del zurdo mexicano, el ex campeón del CMB de 154 libras entró en distancia en el tercer asalto con un puñetazo corto que envió a Cota a la lona. No fue una caída rápida, ya que Cota ciertamente se lastimó, pero el réferi Jay Nady permitió que la pelea continuara luego de tomar el conteo obligatorio de ocho.

Pero poco después, Charlo golpeó a Cota con una derecha perfecta que lo envió de nuevo al suelo. En este punto estaba claro que la pelea debería ser detenida.

Charlo originalmente estaba programado para enfrentar a Tony Harrison, quien lo derrotó en diciembre en una decisión controvertida. Pero a principios de junio, Harrison (quien ahora tiene el título de peso mediano junior del CMB) se retiró del encuentro por una lesión en el tobillo y fue Cota quien recibió la llamada para reemplazarlo a último momento.

"Quiero agradecerle y felicitar a Jorge Cota, él tomó la derrota, pero entró al ring", dijo Charlo. "El tipo que proclama el título se retiró de la pelea y él fue el que entró al ring rápidamente ".

Harrison estaba en el público, y el siempre ruidoso y descarado Charlo tenía este mensaje para él: "Soy un boxeador mucho mejor, como dije, tiene suerte de no haber aceptado la pelea conmigo, esta vez".

RIGONDEAUX NOQUE A CEJA EN OCTAVO ASALTO

En el pasado, se acusó a Guillermo Rigondeaux de ser un boxeador aburrido, mucho más efectivo que entretenido, pero ese no fue el caso el domingo, ya que anotó un emocionante nocaut técnico en el octavo asalto ante el robusto Julio Ceja.

Rigondeaux (19-1, 13 KOs), quien normalmente es un boxeador maestro, se mantuvo firme en el terreno desde el principio de la pelea y estuvo dispuesto a golpear a Ceja (32-4, 28 KOs) desde adentro. Mientras que Rigondeaux ciertamente aterrizó su buen número de puños izquierdos de su postura zurda, hubo un alto precio que pagar por su estrategia, ya que fue tocado a menudo por el ataque a dos puños de Ceja, que conectó una multitud de ganchos de izquierda al cuerpo y mano derecha sobre la parte superior.

El ritmo fue rápido y la acción de dos vías nunca se detuvo. Al final del sexto asalto, Rigondeaux fue sorprendido por un uppercut de izquierda de Ceja, que luego llevó ese impulso al siguiente asalto, donde superó al estilista cubano, que parecía estar desvaneciéndose un poco.

El octavo asalto fue un acontecimiento, ya que vio a ambos peleadores perder un punto por golpes bajos. Fue Rigondeaux quien repentinamente cambió la marea cerca del final del asalto, con una izquierda explosiva que envió a Ceja a estrellarse contra el lienzo. Mientras Ceja se ponía de pie, la pelea fue detenida por el referí Russell Mora a los 2 minutos, 59 segundos del asalto.