'Pulga' Soto, feliz de hacer un 'Andy Ruiz'

Elwin ‘Pulga’ Soto reconoció que no supo de dónde sacó fuerzas para noquear al boricua Ángel Acosta la noche del viernes en California, pero se dijo orgulloso de haber protagonizado otra sorpresa para México que le permitió consagrarse como nuevo campeón Minimosca de la Organización Mundial de Boxeo.

En charla con ESPN, el décimo monarca mundial en la actualidad del boxeo mexicano, dijo que, así como muy pocos creían en Andy Ruiz, también fueron muy pocos los que creyeron en su oportunidad de triunfo al incluso dejarle ver que terminaría noqueado. Además, dijo que el réferi paró bien la pelea porque estaba ‘Tito’ lastimado.

“Me siento bien contento y motivado para seguir defendiendo mi título”, dijo el de San Felipe, Baja California. “La verdad yo sólo quería terminar los rounds, pero metí un cruzado, vi que se puso mal y el réferi paró la pelea. Le eché un chorro de ganas, sabía que mi rival era fuerte y no sé si fue tan grande como lo de Andy, pero estoy feliz de dar otra sorpresa”, añadió.

Elwin empezó en el boxeo a los 10 años y 12 años después se convirtió en campeón del mundo. Intentó ir a los Olímpicos por México en el ciclo de Río 2016, pero no se pudo clasificar a la justa veraniega y optó por el profesionalismo, aunque representó en varias ocasiones a México Guerreros en la Serie Mundial de Boxeo.

“La verdad mucha gente no creía en mí, decían que no iba a ganar, que me iban a noquear, ‘Tito’ tiene una pegada respetable, pero me mentalicé, dije, ‘hay que aguantarle, podemos meter un golpe fuerte’, porque la verdad yo también pego duro y soy un guerrero arriba del ring. Es cierto, ya estaba muy cansado, porque ‘Tito’ me conectó varios golpes, pero no sé de dónde saqué fuerzas, lo conecté con ese cruzado de izquierda, el réferi lo vio mal y se dio ese nocaut”, estableció el campeón con marca de 15-1 y 11 nocauts.