<
>

Todos los finalistas al premio de MVP 2019 fueron espectaculares

play
¿Quiénes pueden ser los MVP de la temporada en la MLB? (2:29)

Este jueves se dará a conocer el resultado de la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Americana y de la Liga Nacional. Enrique Rojas nos adelanta sus favoritos. (2:29)

Pocas veces, todos los candidatos a un reconocimiento fueron tan espectacularmente destacados al punto de ser merecedores de ganar casi en la misma proporción. Bueno, ese es el caso del premio Jugador Más Valioso (MVP) en las dos ligas mayores del béisbol de Estados Unidos, cuyos resultados serán revelados el jueves por la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

Los finalistas al JMV de la Liga Americana son el 3B Alex Bregman, de los Houston Astros; el torpedero Marcus Semien, de los Oakland Athetics, y el jardinero Mike Trout, de los Los Angeles Angels.

En la Liga Nacional, los tres que más votos recibieron fueron el jardinero y primera base Cody Bellinger, de los Los Angeles Dodgers, el 3B Anthony Rendon, de los campeones Washington Nationals, y el jardinero, y Más Valioso del año pasado, Christian Yelich, de los Milwaukee Brewers.

Bregman bateó .296 con 41 jonrones, 112 carreras impulsadas, 122 anotadas y 119 base por bolas en 156 juegos, liderando a un equipo cargado de estrellas hasta la Serie Mundial. La investigación de que son objeto los Astros por alegadamente robar señas a los rivales para beneficiar a sus bateadores, no afecta la candidatura de Bregman, tomando en cuenta de que se votó para el premio mucho antes de que estallara el escándalo.

Siemen encabezó la liga en juegos (162) y apariciones (747) y bateó .285 con 33 jonrones, 43 dobles, 123 anotadas y 92 impulsadas, jugando todos sus partidos en el campocorto, para meter al modesto Oakland a la postemporada.

Y Trout fue Trout. El mejor pelotero del béisbol encabezó el circuito en OBP (.438), Slugging (.645), OPS (1,083), OPS plus (185), base por bolas (122), boletos intencionales (14) y WAR (8.3) y bateó .291 con 45 jonrones, 11 robos, 110 anotadas y 104 impulsadas.

Lamentablemente para Trout, solo pudo aparecer en 134 juegos debido a dos grandes lesiones y su equipo nunca estuvo en la pelea por un puesto a la postemporada. Por otro lado, el MVP es un reconocimiento a la labor individual y una muestra de ello es que Trout ha ganado dos veces y quedó al menos entre los tres más votados en siete de sus ocho temporadas en las Grandes Ligas, pese a que los Angelinos fallaron en llegar a playoffs en siete de esas campañas.

Bellinger bateó .305 con 47 jonrones, 15 robos y 115 remolques y ganó el Guante de Oro y Bate de Plata para ayudar a que los Dodgers atraparan su séptimo título divisional consecutivo. Bellinger, quien busca ser el primer jugador de posición de los Dodgers con el MVP desde Kirk Gibson en 1988, es el primer toletero de la liga que batea .300 con 45 o más jonrones y 115 o más impulsadas desde Albert Pujols en el 2009.

Rendon, quien ha jugado bajo la sombra de otros grandes antesalistas recientes, incluyendo Nolan Arenado, de los Colorado Rockies, bateó .319 con 44 jonrones y 126 impulsadas, impulsando a los Nacionales a conseguir un puesto comodín, que usaron para posteriormente conquistar el primer campeonato de la franquicia.

Yelich fue mejor que el año anterior, cuando ganó el MVP. El jardinero derecho de Milwaukee encabezó la Liga Nacional en bateo (.329), OBP (.429), Slugging (.671), OPS (1,100), OPS plus (179) y tuvo 44 jonrones, 30 robos y 97 impulsadas en 130 juegos. Yelich, sin embargo, no pudo estar en la alineación de los Cerveceros en las últimas tres semanas de la temporada, cuando el club definió su pase a playoffs por segundo año seguido, algo que no lograba la franquicia desde 1981-82.

El 10 de septiembre, en un partido contra los Miami Marlins, Yelich se fracturó la rodilla derecha con un foul contra el derecho Elieser Hernández, lo que lo condenó a perderse los últimos 18 encuentros del año.

Otra pequeña ventaja que podría tener Bellinger es que su juego fue súper destacado en ambos lados del campo, pero Arenado y Yelich también son buenos jugadores defensivos, aunque no vienen de recibir el Guante de Oro.

Pocas veces, todos los candidatos a un premio fueron tan asombrosamente buenos como para tener las mismas probabilidades de ganarlo. Ese fue el caso de este año en el MVP de ambas ligas.