<
>

Luka Doncic: Necesito bajar el tono (en reclamos) ante los árbitros

play
Luka Doncic recibe falta técnica tras reclamar al árbitro (0:44)

NBA: Sacramento Kings vs. Dallas Mavericks (0:44)

DALLAS -- La superestrella de los Dallas Mavericks, Luka Doncic, se detuvo a mitad de la cancha después de que sonó el timbre final el domingo, desatando varias palabras más para el equipo de árbitros antes de abandonar la cancha del American Airlines Center al final de una derrota por 110-106 ante los Sacramento Kings.

Doncic estaba furioso porque no le hicieron una marcación en su tiro con 7.7 segundos restantes, cuando sintió que ganó un par de tiros libres que lo habrían puesto en posición para empatar el juego en que los Mavs llegaron a estar perdiendo hasta 24 puntos. Fue una de varias veces durante el juego que Doncic, quien fue llamado por una falta técnica a fines del primer cuarto, expresó su descontento con los oficiales.

Cuando se reunió con los medios frente a su casillero, Doncic se había calmado. Estuvo de acuerdo con la opinión del entrenador de los Mavs, Rick Carlisle, de que "está claro que fue golpeado en el codo" por el guardia de los Kings, Cory Joseph, en la jugada controversial, en una declaración que hizo Carlisle después de ver la repetición en su oficina, convocando a un par de periodistas fuera del vestuario para asegurarse de que lo tenga en el registro.

Sin embargo, Doncic también reconoció que debería atenuar sus animadas interacciones con los oficiales.

"Sí, claro. Pero lo mío es que me apasiona el juego", dijo Doncic, quien tuvo 27 puntos, siete rebotes y ocho asistencias en la derrota. "Quiero ganar, y algunas veces me salgo de control, porque quiero ganar todo el tiempo. Soy competitivo. Puedes preguntarle a mi familia. Incluso si no es baloncesto, si es algo, soy tan competitivo Pero sí, tengo que trabajar en eso con seguridad.

"Sé cómo [acercarme a los oficiales], pero como digo, soy un apasionado. Sé que muchas veces me equivoco. Las personas se equivocan a veces, y tengo que aprender a calmarme y seguir adelante, a la próxima jugada".

Doncic, de 20 años, se ha establecido como uno de los jugadores de élite de la NBA y ha llevado a los sorprendentes Mavs a un récord de 16-7. Es el único jugador que se encuentra entre los 15 mejores de la liga en anotaciones (tercero con 30.0 puntos por juego), asistencias (9.2, segundo) y rebotes (9.8, 15). Superó a Michael Jordan el domingo por más salidas consecutivas de 20 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias desde la fusión de la NBA/ABA con su decimonovena actuación consecutiva.

Pero Doncic recientemente ha batallado por controlar su frustración con los árbitros. Se le han marcado faltas técnicas en dos de los últimos tres juegos, las cuales llegaron después de numerosos casos de Doncic en que le grita a los oficiales y los exhibe visiblemente, como al golpear el aire cuando sintió que cometió una falta que no fue marcada.

"Creo que tiene un caso por mucho de eso, pero no voy a entrar en un gran análisis", dijo Carlisle. "No entreno a mi equipo a través de los medios. Simplemente no es la forma en que hago las cosas. Mira, es un tipo que recibe muchos golpes. La gente se toma muchas libertades con él. Estuve aquí durante 11 años con Dirk Nowitzki, a quien la gente constantemente le disparaba, intentaba ponerse en forma, tratar de distraerlo, todo lo demás. Todos en la liga también intentan hacerlo con Doncic. Él es duro. Puede manejarlo todo, pero cuando se acerca al banco y tiene rasguños y marcas de sangre en los brazos y las manos, sé que hay algo allí".

Carlisle sustituyó a Doncic cuando fue llamado por una falta técnica con 1:07 restantes. Doncic a menudo juega todo el primer cuarto, pero Carlisle optó por darle tiempo para calmarse, lo que no funcionó.

Doncic todavía estaba acalorado al final del cuarto, caminando hacia fuera de la cancha para tratar de confrontar a la tripleta arbitral de Pat Fraher, Brent Barnaky y Nate Green. Los veteranos J.J. Barea, Courtney Lee y Boban Marjanovic se interpusieron entre Doncic y los oficiales, tratando de calmar a su compañero de equipo y evitar que el candidato a Jugador Más Valioso de los Mavs gane una segunda falta técnica y expulsión.

El dueño de los Mavs, Mark Cuban, también se acercó para hablar con Doncic. Doncic, sin embargo, dijo que siente que recibe el debido respeto de los árbitros, y se responsabiliza de no reaccionar de forma exagerada cuando el silbato no le sale bien.

"Son humanos; cometen errores", dijo Doncic, cuyos 9.3 tiros libres intentados por juego ocupan el cuarto lugar en la liga. "Cometo errores; todos cometen errores. Solo que a veces no lo ven y no lo llaman. Como dije, tengo que calmarme y pasar a la próxima jugada".