Federer: "Nadal siempre es muy difícil para enfrentar"

Es un duelo muy especial, histórico, imperdible. Y Roger Federer, que está 15-23 en los duelos contra Rafael Nadal, sabe que cada partido es diferente y por eso no se confía de la racha actual frente al español. En Indian Wells, de cara a la segunda semifinal, la más esperada, el suizo fue claro y remarcó que siempre es duro medir fuerzas con su archirrival.

Ambos, de estilos muy distintos, no se enfrentan oficialmente desde la final de otro Masters 1000, el de Shanghai 2017. Pasó casi un año y medio y nuevamente estarán cara a cara estos dos monstruos que se llevan muy bien. Será el 39° duelo, con un Federer que viene acortando la amplia brecha que lo superaba de un Nadal que venía siendo implacable, sobre todo en canchas lentas.

"No necesito muchas opciones para quebrar el saque rival. Estoy con patrones de juego claros y sacando muy bien. Mentalmente, me encuentro en un buen lugar a la hora de sacar. A esta altura del torneo uno debe mostrar su mejor juego y estoy encantado de estar en semis. Me va mejor de lo que esperaba", comenzó.

Con 37 años y medio, Federer sigue deleitando a sus fans y está N°4 del mundo, dos posiciones por detrás de Nadal, al que siempre respeta. Y fue consultado en la conferencia de prensa sobre las cinco victorias seguidas que lleva ante el mallorquín, si eso tiene mucho peso de cara al sábado.

"No creo que eso importe. No puedes copiar y pegar lo que se hizo antes. Ha pasado mucho tiempo, aunque es importante enfrentarse a él a menudo para saber qué esperar aunque incluso ni con esas, a veces, porque Rafa es muy buen jugador. Lo vi muy bien en Indian Wells, inclusive a un nivel más alto que en el Abierto de Australia. Cuando está sano, siempre es un jugador muy difícil de enfrentar", admitió.

"Somos muy diferentes, tanto en personalidad como en estilo de juego. Los dos tenemos estilos diversos pero encontramos nuestra forma de tener éxito. Su estilo al inicio era bien de arcilla y el mío muy para césped y también encontramos la forma de jugar sobre otras superficies. Cuando él llegó yo ya era N°1 y tuvo que intentar encontrar la forma de llegar ahí", agregó el suizo.

Por eso, se viene otro capítulo apasionante, sin ninguna duda. Por eso el respeto y la calma, ante todo. Los fanáticos gozan y esperan que el español esté bien de la rodilla derecha para ver un duelo electrizante.