<
>

Federer: "Esto prosigue mi regreso de cuento de hadas"

play
Resumen: Federer, campeón de Indian Wells (1:43)

El suizo superó a Wawrinka por 7-5 y 6-4 y es pentacampeón del torneo californiano. (1:43)

Sigue gozando como un niño. Roger Federer sumó su quinta corona en Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada, y el título número 90 de su carrera, lo que lo hizo saltar al Nº6 del ranking mundial de la ATP. Y para el suizo esto significa continuar con un arranque de año de ensueño, tras perderse la segunda mitad de 2016 por lesiones.

"Están siendo unos resultados de ensueño. Y esto prosigue mi regreso de cuento de hadas", indicó en alusión a su reciente victoria en el Abierto de Australia, sumando ahora este festejo en el desierto californiano. "Ganar aquí es una gran sorpresa porque he superado a muy buenos jugadores", agregó.

Claro, como en Melbourne, Federer derrotó a su compatriota Stan Wawrinka y al español Rafael Nadal. A su amigo lo venció en semis y final, respectivamente, y al de Manacor en definición y octavos, en ese orden, citando los dos títulos del hombre de Basilea. Justamente, su anterior copa la había levantado en su ciudad natal, en 2015, contra Nadal en el duelo decisivo.

"No es una sorpresa tan grande como la de Australia, pero aún así es muy, muy sorprendente, especialmente por cómo lo he hecho. No podría estar más contento", declaró el tenista con el récord de victorias en Grand Slam, con 18.

"Es un comienzo de año absolutamente enorme para mí. El año pasado no gané ningún título. Sólo estuve en la final de Brisbane. El cambio es enorme y me siento de maravilla", manifestó, feliz siendo además el mejor jugador en lo que va de 2017.

"Esto no era parte del plan, ganar en Australia y aquí. Debo replantearme mis objetivos. Está siendo un arranque de ensueño", finalizó Federer, que a sus 35 años se convirtió en el vencedor más veterano de la historia en Indian Wells, superando a Jimmy Connors, que tenía 31 años y cinco meses cuando se impuso al francés Yannick Noah en 1984. Además, es el mayor en ganar un M1000. Y ahora la ilusión se traslada a Miami.