Baile con ritmo cubano

Cuba se aprovechó del bajo rendimiento del seleccionado argentino y lo superó por un contundente 3-0

Actualizado el 8 de noviembre de 2003
 

TOYAMA (EFE) -- Cuba se apartó de la aparente frustración derivada de sus limitaciones clasificatorias y explotó las penurias que acompañan a Argentina, condicionada por su situación e incapaz de aumentar su autoestima para hacer frente al equipo caribeño.

El vigente campeón tiene asumido que sus posibilidades de alcanzar una de las tres plazas olímpicas sólo están amparadas por las matemáticas. Sin embargo, las jugadoras caribeñas irrumpieron en la cancha dispuestas a solventar con prontitud este nuevo compromiso. El primero en Toyama.

La cosa funcionó al margen de las facilidades concedidas por la endeblez de un adversario sometido a un espíritu tembloroso, aparentemente consciente de que su transitar por la Copa del Mundo se aproxima al de comparsa.

El relumbrón que acompaña todavía a Cuba impactó sobre Argentina. Al menos al principio. Y el partido lo notó. La rapidez en el juego impuesta por las jugadoras caribeñas ventiló la lucha. El cuadro de Hugo Jáuregui estaba en otra parte (25-15).

Poco cambió el panorama después. Luis Felipe Calderón, consciente de que su rival no estaba en el envite, decidió hacer rotaciones. Reservó a Yumilka Ruiz muchos minutos. Quitó a Nancy Carrillo, aparentemente desmotivada, y dio protagonismo a Marta Sánchez y Yaima Ortíz. Aunque fue Zoila Barros la que asumió la respuesta ofensiva -diecisiete puntos.

Sólo en el último set pareció cambiar el discurso del equipo argentino. Ni siquiera el orgullo de Georgina Pineda ni el tesón de Natalia Mildenberger cambiaron la dinámica sudamericana a pesar de que la resistencia se aproximó hasta los veinte puntos.

El reencuentro con el saque y la falta de concentración argentina en la defensa, especialmente en la recepción, terminó por cerrar el partido de apertura de Toyama.

SINTESIS DEL PARTIDO:

CUBA (3): Ruiz, Santos, Carrillo, Ortíz, Mesa, Barros -equipo inicial-, Ramírez, Muñoz, Téllez y sánchez.

ARGENTINA (0): Pinedo, Parisi, Kobetic, Vincente, Mildenberger, Pacheco -equipo inicial-, Kostolnik (libero), Borghi, Paredes, Preiti, Constant y Burgos.

ARBITROS: Djerad (TUN) y Dietrich (POL)

PARCIALES: 25-15 (17 m.), 25-16 (18 m.) y 25-19 (23 m.)

INCIDENCIAS: primer encuentro de la sexta jornada de la tercera ronda del Grupo B de la Copa del Mundo de voleibol femenino disputado en el Toyama City Gymnasium ante unos 2.800 espectadores.

CONTENIDO PATROCINADO