Rodrigo Prieto entrena con La Piedad

Rodrigo Prieto jugó en el 2007 con Puebla Mexsport

MÉXICO -- Rodrigo Prieto o Rodrigol, como llegaron a llamarle en Venezuela, entrena desde la presente semana con La Piedad de la Liga de Ascenso.

El atacante, quien tuviera actuaciones destacadas en el balompié venezolano, en particular con el Carabobo, donde hizo muchos goles, no ha podido encontrar acomodo en la Primera División del futbol mexicano.

No hace mucho, tuvo oportunidad de ir a una liga inferior de España, "pero no sé qué pasó; estaban que 'no', que 'sí', que te decimos', pero al final se cayeron las opciones. Mi hermano Alejandro (su representante) ya no me dijo nada".

Lo que sí tiene claro, es que el futbol mexicano "es muy difícil, hay muchos intereses; se puede decir que hay una mafia. A mi me ha costado mucho trabajo regresar a Primera División por lo mismo. Yo he tenido problemas también y me fui a vivir fuera del país por lo mismo, por el 'pacto de caballeros', cosas así. Entonces, nos ha costado mucho".

Agregó: "Ahora decidimos regresar por la familia, aunque me han estado hablando de Venezuela (Caracas), que regrese al equipo, pero ahorita estamos a gusto en México, quiero estar un tiempo aquí y quizá el día de mañana regresar, o buscar otro país. Me ha gustado hasta ahorita lo que llevo de carrera, todo, conocer, conocer otras culturas, otra gente, amigos que he dejado. Estoy muy contento con lo que he vivido".

EN TODOS LADOS

Prieto comenzó desde el 2000 en las Fuerzas Básicas de las Chivas y a partir de allí comenzó su experiencia internacional: "Estuve seis meses en Holanda, en Fuerzas Inferiores; luego en Dinamarca, seis meses en Inglaterra, seis meses en malasia; regresé y estuve dos años en Morelia, fui a Mérida, regresé a Morelia, volví a Mérida".

Añadió: "De ahí me fui a Tijuana, aunque no jugué porque me habían lesionado. Después fui a Cruz Azul, con Isaac Mizrahi, y luego estuve un mes entrenando en Alemania, Israel, en Chipre, hasta que llegué al Grupo Elite de Necaxa, cuando éste no tenía Primera 'A'. Ya después de eso me fui a Puebla, fue cuando ascendimos con el Chelís.

De ahí regresé un año a Morelia y luego me fui a Venezuela; estuve con el Carabobo seis meses y ya de ahí al Caracas. En fin, he andado por todos lados".

SE QUEDARÍA
Recordó que previo al reciente Apertura 2010, "estuve entrenando con Atlante, pero después ya no; estaba cerca lo de Puebla, o sea, dos o tres posibilidades, pero nada".

Indicó, sin embargo, que en esta etapa de receso en el futbol nacional "todavía hay posibilidades de arreglarme con algún equipo (de Primera División), por eso estoy todavía viendo eso. O sea, estoy con La Piedad para estar en forma, pero ellos saben que en caso de que saliera algo me tendría que ir. Aunque, también me gustaría echarles la mano; los conozco, son amigos, ellos son de Guadalajara y digo, bueno, igual y me quedo en este torneo aquí, ¿por qué no? Estamos cerquita de Guadalajara y de Morelia, entonces, podría ser también que me quedara. Yo me quedaría contento, a gusto".

Afirmó: "Hasta eso, aquí hay muy buen equipo; el dueño es el empresario José Antonio Álvarez y lo está armando bien para dar pelea en el próximo campeonato".

Manifestó que su familia, "todos, mis papás", residen en la Perla Tapatía, en tanto la familia de su esposa vive en Morelia, "así que mira, si me quedo aquí, estaría en medio de los dos lugares".

NO HA ESTADO PARADO

--¿Qué tanto te podría afectar no haber tenido actividad en el torneo anterior?

"Bueno, físicamente me siento bien desde que llegué a trabajar aquí, pues no estuve parado; estuve entrenando por mi cuenta y jugando en muchas partes, con universidades, con amigos que me invitaban".