<
>
2017/18 Copa del Rey , Cuartos de final
  • Diego Costa (73')
  • Jesús Navas (80')
  • Joaquín Correa (88')
Ida
Ida

Sevilla se va con ligera ventaja del Metropolitano

MADRID (Paola Núñez | ESPN Digital) -- Sevilla remontó un 1-0 en contra para tomar ventaja en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey y sellar la ida con una victoria por 1-2 en el encuentro disputado este miércoles en el Wanda Metropolitano.

Durante más de una hora, Atlético y Sevilla se dedicaron a fallar. El partido parecía destinado a morir en el hastío. Con una dolorosa falta de puntería por parte de ambos equipos, un ritmo irregular y, durante periodos largos, dominado por el caos.

Simeone sacó a relucir a su ataque estelar hoy liderado por el nuevo niño mimado del Metropolitano Diego Costa, acompañado por Antoine Griezmann, que aún batalla para acostumbrarse a un papel secundario, y Vitolo.

Aún sin el arquero Jan Oblak, el equipo que había salido a la cancha bien podría pasar como titular.

Pero el plan ofensivo tardó en cuajar. Y peor aún, presentó fallos inusuales en defensa.

A los delanteros rojiblancos les costaba encontrarse, y cuando lo hacían, desperdiciaban las ocasiones más claras.

Sevilla, aunque algo desorientado y caótico, se las ingenió para complicarle la vida al cuadro local y de no ser por un par de grandes intervenciones de Moyá, habría sorprendido a la contra más de una vez.

Costa pudo adelantar a los rojiblancos en los primeros minutos por medio de un cabezazo en un tiro de esquina. Pero, siendo quien es, se había enfrascado en un jaloneo con un rival. El árbitro Jaime Lastra optó por interpretar que la falta la había cometido el internacional español y el tanto fue anulado.

A partir de entonces, el partido fue un ir y venir de calamidades por parte de los dos equipos.

Pero cuando parecía que de nuevo tendrían que hacerse a la idea de jugarse todas sus fichas en el Sánchez Pizjuán, Diego Costa devolvió la fe a la parroquia rojiblanca de un zurdazo. Un gol casi de casualidad, en un contrarremate al que ya no pudo llegar Sergio Rico tras sacar el disparo de Carrasco.

El tanto devolvió la vida a la grada, que ya se hacía con ventaja para la vuelta, y reafirmó a Diego Costa en su condición de hombre clave en el equipo del Cholo.
Pero demasiado pronto se hicieron vencedores y se olvidaron que ya durante la primera parte Sevilla había amenazado con dos carreras potencialmente letales de Sarabia que culminaron en dos peligrosos disparos de Correa. Hasta ese momento solo se habían salvado gracias a una gran actuación de Moyá.

A diez minutos del final, Sevilla consiguió el empate, más por torpeza del Atlético que por mérito propio. Un gol en propia puerta de Lucas, que no se comunicó con sus compañeros y no permitió reaccionar a Moyá.

Atlético apretó para recuperar la ventaja, pero Sevilla, que ya le había tomado la medida, volvió a probar con la misma fórmula -- ganándole la espalda con velocidad a la contra y un disparo fulminante de Correa al que Moyá no pudo llegar.

Noticias - Copa del Rey