Luis Suárez ya es el tercer máximo goleador del Barcelona en Liga

play
Con el triunfo ante Alavés, Barcelona está a un solo paso de ganar LaLiga (1:44)

Los blaugranas necesitan que Atlético pierda el miércoles, o ganarle el sábado al Levante, para asegurar el título. (1:44)

BARCELONA -- Luis Suárez, que cerró de penalti la victoria del Barcelona frente al Alavés para dejar al equipo azulgrana a un paso del título, se convirtió en Vitoria en el tercer máximo realizador histórico del club azulgrana en el campeonato de Liga, sumando 131 goles e igualando a Ladislao Kubala. Al delantero uruguayo, que necesitó 162 partidos para conseguirlo, solo le preceden en la lista el intocable Lionel Messi, autor de 416 tantos, y César Rodríguez, quien alcanzó los 190 goles.

Desde que abriera su cuenta goleadora en la Liga el 20 de diciembre de 2014 frente al Córdoba, los números de Suárez han sido incontestables, primero para equiparar su rendimiento al que tuvo Samuel Eto’o en sus cinco años de azulgrana y después disparándose como el mejor 9 de la era moderna del club, además del socio perfecto de Messi sobre el terreno de juego.

En la clasificación general de goleadores del Barcelona el delantero charrúa se sitúa en la quinta posición con 176 goles, rozando la cuarta plaza que con 184 dianas ocupa Samitier y acercándose a los 194 que totalizó Kubala, tercero de la lista general por detrás de César (232) y Messi, quien con 597 está a solo tres de alcanzar la mágica cifra de 600 goles en azulgrana.

En el cómputo general de la Liga española, Suárez está clasificado en el puesto 33 igualado con Ismael Urzaiz, aunque es el cuarto en activo del campeonato (después de la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus), por detrás, claro, de los 416 de Messi, los 157 de Aduritz, los 148 de Benzema y los 134 de Griezmann. De todos ellos solamente Messi, con un 0,93 goles por partido, supera su promedio de 0,81.

Frenado en seco en una Champions en la que no marca desde hace un año frente a la Roma y en la que solamente ha anotado dos goles en sus últimas 21 apariciones, a pesar de que suyo fue el remate que desvió a la red Shaw en Old Trafford en el último partido a domicilio del Barça en el torneo continental, el rendimiento de Suárez en la Liga ayuda a explicar el dominio azulgrana en el campeonato doméstico, que conquistará por cuarta ocasión en sus cinco temporadas desde que llegó procedente del Liverpool en el verano de 2014.