<
>

El Barcelona va por Griezmann ya sea negociando o pagando su cláusula

play
DOBLETE DE GRIEZMANN Y EL ALETI GANA 2-0 (1:35)

El equipo de Simeone se impone en la final de la Europa League ante Marsella. (1:35)

BARCELONA -- El Barcelona no tiene dudas acerca del fichaje de Antoine Griezmann y esperará al mes de julio para comunicar oficialmente al Atlético de Madrid su intención de fichar al delantero francés, ya sea a través de una negociación o por medio del pago de su cláusula de rescisión, fijada a partir del 1 de julio en 118 millones de dólares.

En Madrid, en el Metropolitano, se tiene plena conciencia de los planes del Barça, por más que el discurso público de los mandatarios colchoneros mantenga la intención de la permanencia del jugador en el Atlético, que en los últimos meses ha llevado a cabo diversos contactos con jugadores. Paulo Dybala fue uno de ellos, que pudieran ocupar la plaza del galo.

Griezmann no quiso referirse a su futuro tras la final de Lyon pero en Barcelona se aguarda con tranquilidad y total seguridad jurídica que vayan transcurriendo los plazos marcados.

Desde el Camp Nou no se confirmó, pero tampoco negó, un rumor extendido que apuntaba a que el club azulgrana había firmado un contrato privado con abogados en nombre del jugador por el cual se comprometía a su incorporación, enfrentándose a una indemnización en caso de echarse atrás. Justo lo que, se asegura en Madrid, pretende el Atlético.

CLÁUSULA O TRASPASO
El Barcelona no quiere que el fichaje de Griezmann desemboque en un enfrentamiento con el Atlético y por eso su intención no es la de presentarse con un cheque por la famosa cantidad de la cláusula y sí ofrecerle a Enrique Cerezo, presidente colchonero, la opción de negociar cara a cara las condiciones de un traspaso.

Con varios nombres de jugadores que no entran en los planes de Valverde sobre la mesa, el club azulgrana ofrecería al Atlético la posibilidad de incluirlos en la operación en señal de esa buena voluntad. Solo en el caso de que el mandatario rojiblanco rechazase cualquier ofrecimiento, se haría uso de la cláusula de rescisión, pero intentando mantener el buen tono.