Iniesta apela a un milagro para jugar ante el Chelsea

play
Chelsea vs Barcelona para LIBEROPE (6:27)

Champions (6:27)

BARCELONA -- El Barça-Chelsea que se disputará en el Camp Nou el 14 de marzo tiene en Iniesta a su protagonista destacado. El manchego se lesionó en la primera parte del duelo liguero frente al Atlético de Madrid que, casi, pudo sentenciar el campeonato y su presencia en el partido frente al campeón inglés está en el alero.

En el alero, aunque no descartado, atendiendo a las intenciones del capitán azulgrana, quien mantiene una mínima esperanza de participar en un partido aún más decisivo de lo que fue el del último fin de semana. Con una rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha, su posible recuperación se antoja milagrosa. Y en eso está. En hacer posible ese milagro.

De acuerdo a una información del diario As, Iniesta se ha puesto en manos de su fisioterapeuta de confianza, Emili Ricard, para trabajar a marchas forzadas de cara a la próxima semana. Ricard, que abandonó el Barcelona en 2013, ha sido siempre un personaje muy cercano al jugador y en un momento que entiende fundamental no ha dudado en reclamar su colaboración.

Aunque el alcance de la lesión muestra unos plazos de recuperación no inferiores a las dos semanas, Iniesta se ejercitará por su cuenta con el fisioterapeuta durante toda esta semana con el objetivo de presentarse a los entrenamientos del equipo el lunes, dos días antes del partido contra el Chelsea, para comprobar su estado y a partir de ahí decidir, entre lunes y martes, si puede estar en condiciones de afrontar el reto de ayudar al Barça a clasificarse para los cuartos de final del torneo continental.

Existiendo el riesgo de que la lesión pudiera ir a más y con el apasionante fin de temporada que se presenta, más el reto del Mundial de Rusia en puertas (que será en buena lógica el último al que acuda el jugador), alrededor del vestuario no se contemplan demasiadas opciones de verle en el terreno de juego ante el equipo de Antonio Conte… Pero, de hecho, tampoco sería la primera vez que rompe lo pronósticos.

Iniesta ya jugó lesionado la final de la Champions de 2009, arrastrando una rotura en el aductor de la pierna derecha que motivó que Guardiola (lo reconoció públicamente tras el partido) le advirtiera que no rematase con la pierna lesionada (la misma con la que logró el histórico gol de Stamford Bridge ante, precisamente, el Chelsea).

Que ahora consiga ese objetivo de volver a ganarle tiempo al tiempo con una lesión de estas características es algo que, se supone, no se sabrá hasta el lunes. Imaginarse a Iniesta en el once titular de Valverde el 14 de marzo es, hoy por hoy, una posibilidad remota. Pero no imposible.