<
>

EL 2017 de Atl. Nacional: entre el éxito y el fracaso

play
Primeras declaraciones de Almirón como técnico de Atl. Nacional (0:37)

Sorteo Copa Libertadores. (0:37)

Si el 2017 de Atlético Nacional debería resumirse en una frase, sin duda sería: del cielo a la tierra. Los paisas pasaron a ser protagonistas del primer semestre a tener una inmensa deuda con sus aficionados debido a la campaña irregular que hicieron en el segundo torneo.

El inicio del año fue complicado para Nacional, teniendo en cuenta que la ausencia de Reinaldo Rueda significaba una alerta para los hinchas, quienes empezaron a confiar en el trabajo de Bernardo Redín y Juan Pablo Ángel tras debutar con victoria ante Bucaramanga (1-0).

Nacional también se quedó con los tres puntos en los juegos frentes a Rionegro (3-0), La Equidad (2-0), Jaguares (2-0), Alianza Petrolera (5-1), Medellín (3-1), Santa Fe (3-1), Pasto (2-1), Millonarios (1-0), Envigado (2-0), Huila (1-0), Junior (2-1), Once Caldas (1-0), Cortuluá (1-0) y Patriotas (1-0).

Por su parte, solo rescató una unidad ante Deportes Tolima, América, Tigres y Cali, para sumar un invicto de 19 fechas que se perdió en la jornada 20 ante el DIM, que lo venció 4-3. De esta forma, Nacional rompió un récord en el Fútbol Profesional Colombiano al acumular 49 unidades, 4 más que las logradas por los paisas en el torneo clausura de 2015.

En los cuartos de final, Nacional se midió a Jaguares y lo venció 3-1 en el juego de ida. Para el compromiso de vuelta, los cordobeses iniciaron ganando 2-0, pero al final Nacional remontó y dejó el marcador en 3-2. En la siguiente fase se midieron ante Millonarios, donde empataron a cero goles en Bogotá y un solitario gol de Dayro Moreno lo sembró en las finales.

En la última instancia, Nacional tambaleó al perder 2-0 en el juego de ida frente al Deportivo Cali. Posteriormente, en su casa gana con resultado de 5-1, para dejar el marcador global en 5-3 y hacerse con la estrella número 16 de su historia.

En el plano internacional, Nacional tuvo una alegría y una decepción en el primer semestre del año. La primera corrió por cuenta de la Recopa Sudamericana, donde se convirtió en el mejor equipo de la región tras superar al Chapeconese.

El campeón de la Conmebol Libertadores superó con global de 5-3 al campeón de la Conmebol Sudamericana, teniendo en cuenta que los brasileños se fueron adelante con un 2-1 en casa, mientras que en el estadio Atanasio Girardot los vencieron 4-1.

Por su parte, en la Libertadores no pudo defender su título tras quedarse en la fase de grupos último con seis puntos: 2 victorias y 4 derrotas. Con referencia a la Copa Águila, Nacional solo pudo llegar a los cuartos de final, donde fue eliminado por Patriotas: 1-2 en la ida y 3-1 en la vuelta, para un global de 4-3. Como campeón defensor fue sembrado en los octavos de final, donde dejó en el camino al Atlético Huila (2-0 en la ida y 1-1 en la vuelta).

Rotundo fracaso

Tras la salida de Rueda, las directivas confirmaron el nombre de Juan Manuel Lillo para dirigir el banquillo técnico de Nacional. Su debut no fue el mejor: perdió por la mínima diferencia ante Santa Fe.

Los ‘Verdolagas’ sumaron 9 puntos al vencer de forma consecutiva a Atlético Bucaramanga, Rionegro Águilas y Deportes Tolima. Posteriormente volvieron a caer ante uno de los grandes: Atlético Junior (2-0).

A pesar de todo, se pudo posicionar entre los primeros de la tabla tras quedarse con un punto del partido ante La Equidad, así como vencer a Jaguares, América y Alianza Petrolera.

Empero, ante Medellín no pudo sacar su garra y cayó 1-0. Ese resultado fue seguido por una derrota 2-0 ante Pasto. La presión finalizó cuando vencieron 3-2 a Millonarios.

Nacional empezó a sumar los resultados necesarios para optar por el título, pero su forma de jugar no era la mejor. Ante Envigado debió superar diversos inconveniente para vencerlo 2-0. Ante Cortuluá también resultaron vencedores 3-0 en juego adelantado.

La clasificación a los ‘play-offs’ se dio tras vencer 1-0 a Once Caldas y 3-0 a Patriotas. Con el tiquete en su bolsillo, Nacional no pudo inflar la red del conjunto contrario en los juegos pendientes.

En los cuartos de final, Nacional fue emparejado por Deportes Tolima. En el partido de ida perdieron por la mínima diferencia, mientras que en la vuelta lograron igualar y precipitar los tiros desde el punto penal. Frente al arco, Jhon Edinson Mosquera y Luis Carlos Ruiz fallaron sus tiros y se quedó por fuera de la competencia, aun cuando era uno de los favoritos al título.

Por su condición de campeón de la Liga 2017 – I, Nacional aseguró un cupo en la Conmebol Libertadores del próximo año. En el sorteo realizado semanas atrás, fue asignado al grupo 2 junto a Bolívar de Bolivia, Colo Colo de Chile y Delfín de Ecuador.