La triste despedida de Guillermo Maripán a Hugo Alarcón

Getty Images

El fútbol chileno está conmocionado por la muerte de Hugo Alarcón, quien fuera encontrado sin vida, el día de su cumpleaños, en su departamento.

Uno de los mensajes más sentidos fue el Guillermo Maripán, con el que tejió un firme vínculo. Pese a la distancia, siempre siguieron en contacto. A través de su cuenta de Instagram, despidió al que no era solo un amigo, si no “de esos hermanos que uno elige”.

“Jamás me fallaste. Eres de esos chicos que algunos llaman 'raro', yo digo que eres privilegiado por ver la vida de otra manera, digo que conocí tu mejor versión, y que también te corregí cuando quisiste tomar un mal camino, puedo decir que estuve contigo en tu mejor momento y en el peor. Que te vi caer, levantarte con una sonrisa y salir victorioso; y yo a tu lado hermano, siempre apoyándote”, escribió el actual jugador del Alavés en su cuenta de Instagram.

El zaguero recordó los cortes de pelo que se hacían mutuamente cuando no tenían plata para la peluquería, las penas de amor que compartieron, los entrenamientos en San Carlos de Apoquindo, las horas jugando Play Station, las conversaciones antes de dormirse en la concentración.

“Mi amigo, mi hermano, mi cono, mi mamurcitoo. Perdóname si te fallé. Perdóname de corazón. Donde estés, que encuentres paz, felicidad, tranquilidad y amor. Jamás te olvidaré, y desde hoy, juegas conmigo cada partido, ven y disfruta conmigo de esta profesión que nos unió y nos volvió inseparables, contágiame con tu calidad”, relató el "Memo" en el final del texto.

Ver esta publicación en Instagram

Es como si fuera hace un momento cuando me cortabas el pelo o yo ti porque no teníamos plata para ir a la peluquería, pareciera ayer cuando gatochico21 y gmlegend jugaban Call of Duty toda la noche enseñándome como pasar las 40 bajas por partida. Aún recuerdo esas tardes de piscina y de FIFA, que terminaban en noches de póker y risas por montones. Como olvidar años y tantos entrenamientos y partidos en Nuestra querida Universidad Catolita. En el club que amamos. Son años amigo, años en que crecimos, caímos, nos hundimos, sufrimos, aprendimos y disfrutamos ( sí que disfrutamos; y valió la pena? Valió cada maldito segundo. ) Años que te transformaron en hermano, esos hermanos que uno elige. Jamás me fallaste! eres de esos chicos que algunos llaman "raro", yo digo que eres privilegiado por ver la vida de otra manera, digo que conocí tu mejor versión, y que también te corregí cuando quisiste tomar un mal camino, puedo decir que estuve contigo en tu mejor momento y en el peor. Que te vi caer, levantarte con una sonrisa y salir victorioso; y yo a tu lado hermano, siempre apoyándote. Cuantos viajes, cuántas noches, cuantos días, cuantos amaneceres, cuantas conversaciones, cuantos almuerzos, cuantos días en el sofá sin hacer nada, cuantos gritos al viento cuando mujeres nos hacían sufrir, cuantos salud por todo aquello que nos hacía feliz. Mi amigo, mi hermano, mi cono, mi mamurcitoo. Perdóname si te falle. Perdóname de corazón. Donde estés que encuentres paz, felicidad, tranquilidad y amor. Jamás te olvidare, y desde hoy, juegas conmigo cada partido, ven y disfruta conmigo de esta profesión que nos unió y nos volvió inseparables, contágiame con tu calidad. Hoy, hoy hermano me desordenas la vida, hoy me vuelvo frágil. Miro al cielo y no encuentro respuesta para este momento tan impredecible, hoy me hundes, donde más profundo pueda llevarme esta tristeza. Serán días crueles, despiadados y oscuros. Me destruyes. Pero se que en el fondo te encontrare, te daré un abrazo, te daré la mano, nos miraremos, reiremos y como siempre lo hicimos, caminaremos juntos hacia arriba, y todo volverá esta bien. Hoy te quedas conmigo y te quedas hasta mi final.♥️

Una publicación compartida de Guillermo Maripán (@gmaripan) el