John Elway enfrenta el punto más crítico de su mandato en Denver

Los Broncos están lejos del nivel alcanzado en los primeros años de John Elway como ejecutivo en Denver. Getty Images

ENGLEWOOD -- John Elway ha arribado a un punto crítico como ejecutivo en jefe de los Denver Broncos.

Cuando Elway asumió el puesto en el 2011, tenía que limpiar el desastre de alguien más. Los Broncos venían de un récord de 4-12, el despido del head coach Josh McDaniels, y un escándalo de 'Spygate'. Existía un pesimismo generalizado respecto a la dirección de la franquicia.

Después, llegó Elway, quien contrató a Elway, un coach con experiencia con antecedentes defensivos; firmó al futuro miembro del Salón de la Fama, Peyton Manning, como su quarterback en el 2012; y llenó sus clases de draft con suficientes elegidos productivos como para ganar cinco títulos consecutivos de la AFC Oeste. Los Broncos alcanzaron dos Super Bowls y ganaron el tercer Lombardi para la franquicia.

Ahora, pasamos el calendario al 2019. Elway nuevamente ha contratado a un coach de antecedentes defensivos, Vic Fangio de 60 años de edad. Ha adquirido en canje a un ex Jugador Más Valioso de Super Bowl en el quarterback Joe Flacco. Pero los Broncos están metidos en una sequía histórica --con temporadas perdedoras consecutivas por primera vez desde inicios de los 1970s y primera vez con temporadas consecutivas en doble dígito de derrotas desde los 1960s--, y todo ha sucedido con Elway a cargo.

A Elway se le preguntó en el arranque del actual receso de temporada cómo luciría un giro exitoso a corto plazo.

"Ganar. Ese es nuestro trabajo, ¿verdad?", dijo Elway. "Puedes ver todas las cosas diferentes que sucedieron el año pasado y puedes mirar el número de victorias que hemos tenido en los últimos dos y decir, 'Bien, queremos ganar uno o dos más de esos [que estuvieron cerrados]'. Pero el punto final es que queremos darle vuelta a esto, volver a retomar el camino, salir allá, jugar fútbol americano disciplinado y jugar como somos capaces de jugar".

La decisión de contratar a Fangio luego del despido del head coach Vance Joseph muestra que Elway cree, como lo hizo cuando contrató a Fox en el 2011, que los Broncos necesitan una influencia de constancia. Aunque Fangio jamás ha sido head coach a ningún nivel, posee más de tres décadas de experiencia de NFL, incluyendo más de 20 años como coordinador defensivo. Fangio es reconocido por su habilidad para ajustar lo que hace para tener éxito a lo largo de múltiples décadas, así como empujar a sus jugadores para sacar el máximo.

Y como sucedió en el 2011, cuando contaron con la segunda selección global, los Broncos poseen un turno de draft premium --elegirán décimos en la primera vuelta-- y buscan respuestas a largo plazo en la posición de quarterback. Jugaron la campaña del 2011 con una combinación de Kyle Orton y Tim Tebow antes de firmar a Manning.

En esta ocasión, nuevamente abrieron la temporada baja con interrogantes en la posición de quarterback, con Case Keenum bajo contrato solamente para la campaña que viene. Los Broncos luego acordaron los parámetros de un canje con los Baltimore Ravens que traerá al pasador de 34 años de edad, Flacco, a Denver, una movida que ayuda a los Broncos en el 2019, pero todavía deja preguntas a largo plazo en la posición de quarterback dado que los Broncos no cuentan con un pasador que ellos hayan reclutado en la actual plantilla.

"Es difícil encontrar a esos tipos", dijo Elway al inicio del receso de campaña. "Por eso lo miras y haces lo mejor que puedes. Lo vi con la decisión de ir con Case la temporada pasada. Tuvo un gran año con Minnesota. Hay una combinación de todo cuando se reduce a esa posición de quarterback. Se reduce también a brindar la mejor oportunidad de ser exitoso. Simplemente debemos seguir cazando y encontrar la combinación adecuada al lado ofensivo".

Si damos un paso atrás y repasamos todo lo que ha sucedido en las últimas cuatro campañas, encontramos tres eventos principales que afectaron a los Broncos:

* El retiro de Manning después de una campaña del 2015 repleta de lesiones que culminó con victoria en el Super Bowl 50.

* Los temas de salud de Gary Kubiak cortaron lo que Elway había planeado como una larga y exitosa carrera como entrenador en jefe de los Broncos. Kubiak se fue 21-11 con un título en dos campañas antes de dar el paso a un lado tras la temporada del 2016.

* Los drafts del 2016 y 2017 han causado un hueco masivo en la plantilla que los Broncos no han sido capaces de llenar. Los Broncos se enfocaron sobre todo en el potencial atlético en lugar de la producción comprobada en esos dos drafts, y no se han visto recompensados por sus esfuerzos.

Concretaron canje para ascender en el orden del draft y tomar al quarterback Paxton Lynch en la primera ronda del 2016, y no funcionó. Un esfuerzo de tres temporadas para preparar un escenario donde Lynch pudiera ganar el puesto titular culminó con Lynch acumulando una marca de 0 de 3 en tres campamentos de entrenamiento consecutivos, y siendo liberado en el verano pasado cuando ni siquiera proyectaba para ser el segundo en el orden.

Cuatro de los ocho seleccionados de la clase del 2017 ya no están con el equipo. Solamente uno --el tackle izquierdo Garett Bolles-- es titular. Bolles se coloca entre los linieros más penalizados de la liga y se ha mostrado inconsistente en sus dos primeros años.

A inicios del año, Elway dijo: "Como señalé, soy responsable, también. Vamos a mirarnos a nosotros, ver lo que estamos haciendo del lado del personal, y tratar de mejorar. Debemos verlo todo".

La clase de draft del año pasado fue un regreso al modelo del equipo del inicio del mandato de Elway. Los Broncos enfatizaron tomar a potenciales capitanes del equipo y jugadores probados como titulares en múltiples años, y disfrutaron de una de las mejores clases de novatos en la liga.

Al final, Elway, Fangio y la franquicia intentan volver al legado de éxito de los Broncos. Justo como cuando Elway se sentó detrás de su escritorio por primera ocasión, hace nueve años.