Josh Gordon reconoce ayuda de Tom Brady para tener éxito

FOXBOROUGH -- Cuando los New England Patriots adquirieron al receptor abierto Josh Gordon de los Cleveland Browns a mediados de septiembre, pusieron su casillero junto al del mariscal de campo Tom Brady, y Gordon reconoce la conexión entre ambos como un factor clave para ayudarle a tener éxito.

"Es bueno poder tener esa cercanía para aprender de él. Lo admiro", declaró Gordon. "Ha hecho todo bien, así que disfruto el tiempo a su alrededor".

Gordon ha disputado nueve partidos con los Patriots, iniciando todos ellos. Ha totalizado 34 recepciones para 605 yardas y tres touchdowns, y ahora tiene la oportunidad de ser parte de un equipo ganador de su división por primera vez el domingo si New England (9-3) vence a los Miami Dolphins (6-6) en el sur de Florida.

Cuando los Patriots adquirieron a Gordon en canje a cambio de una selección de quinta ronda del draft, hubo interrogantes en cuanto a qué tanto podían confiar en él con base en sus problemas del pasado con abuso de substancias, lo que había provocado múltiples suspensiones. Sólo jugó 10 partidos del 2014 al 2017, una cifra que ya ha igualado esta temporada (un juego en Cleveland y nueve en New England).

Gordon dijo que el liderazgo en el vestuario le ha ayudado a "seguir el ejemplo" desde que ha estado en New England, lo que naturalmente incluye a Brady.

"Llegué con la idea que era un tipo que trabaja duro y no ha hecho otra cosa que demostrar eso de manera continua y consistente", sentenció Gordon. "Es un hombre de familia, ama a su familia, hace video llamadas con sus hijos, que es algo que puedo relacionar con mi familia, mis hijos. Disfruta el juego y todo lo que viene con eso".

Gordon, quien ha disputado el 52.5 por ciento de las jugadas ofensivas esta temporada junto a Julian Edelman, Chris Hogan, Phillip Dorsett y Cordarrelle Patterson, también destacó la manera en que su acondicionamiento ha mejorado a medida que avanza la campaña. Dio el crédito por ello al cuerpo médico del equipo y sus entrenadores de fuerza y acondicionamiento, por ayudarle con una lesión en el tendón de la corva tras su llegada.

"Es la noche y el día, grandes diferencias", refirió. "Creo que estoy tan bien como había estado".

Eso quedó de manifiesto en la victoria del equipo sobre los Minnesota Vikings el domingo pasado, cuando Gordon terminó con tres recepciones para 58 yardas y 1 touchdown, además provocó un castigo de 20 yardas por interferencia de pase. El juego había estado empatado a 10 hacia el final del tercer cuarto, en ese momento Gordon no tenía ninguna recepción, antes que explotara y saliera a escena para ayudar a los Patriots a anotar 14 puntos sin respuesta.

En general, se ha ganado a sus compañeros y entrenadores con su enfoque.

"Josh lo está haciendo bien, trabajando duro, mejorando cada semana en las prácticas", señaló el coordinador ofensivo Josh McDaniels.