Los resultados sorpresivos marcaron la Semana 6 de la NFL

MÉXICO -- Existen muchas cosas que me gustan de la NFL, pero una de ellas es lo impredecible de esta liga.

No hay semana que no se presente una sorpresa, un partido en tiempo extra o por lo menos un duelo cerrado.

Esta Semana 6, se presentaron tres sorpresas que rompieron varias quinielas.

En el inicio de la temporada, los Miami Dolphins ganaron tres partidos en fila. Luego, en las Semana 4 y 5, perdieron dos juegos seguidos.

La Semana 6 era, en el papel, propicia para que perdieran su tercer encuentro de manera consecutiva, pues enfrentaban al líder de la División Norte de la Conferencia Nacional, los Chicago Bears, poseedores de una de la mejores defensivas de la NFL, encabezada por el defensivo mejor pagado de la liga, Khalil Mack.

Además, los Dophins tuvieron la ausencia de su mariscal de campo titular Ryan Tannehill, que, si bien no es un jugador "élite", sí es su mejor hombre para ocupar la posición.

Brock Osweiler, ese pasador que ha estado con los Denver Broncos, Houston Texans y Cleveland Browns, fue el responsable de guiar a la ofensiva de los Dolphins. Eso no presagiaba nada bueno.

Sinceramente, ¿alguno de ustedes imaginó que este mariscal promedio podía enfrentar a la poderosa defensiva de Chicago, lanzar para 360 yardas y tres pases de touchdown? Cierto, dos veces fue interceptado, pero aun así se convirtió en el líder de este equipo.

El partido se fue a tiempo extra y cuando Miami estaba a punto de anotar para ganar el encuentro, su corredor Kenyan Drake perdió el balón en la yarda 1 para hacer más dramático el desenlace.

También, Chicago falló un intento de gol de campo que podría haberle dado el triunfo. En la siguiente oportunidad, Miami ya no falló y con un largo gol de campo se terminó llevando una inesperada victoria.

Los Dallas Cowboys venían de una semana muy difícil, porque luego de perder en tiempo extra ante los Houston Texans, los rumores de la salida del entrenador en jefe Jason Garret se incrementaron y hasta Jerry Jones, el dueño del equipo, enrareció más el ambiente con las críticas que realizó sobre la falta de buenos receptores en el equipo.

El equipo de la "Estrella Solitaria" tuvo una gran tarde y acabó derrotando por paliza a los Jacksonville Jaguars, que llegaron con la mejor defensiva de la liga en yardas permitidas con un promedio de 295 por partido.

Dak Prescott tuvo su mejor partido de la temporada y, a pesar que no superó las 200 yardas por aire, lanzó dos pases de touchdown y sumó una anotación por tierra.

Por tierra corrió para 81 yardas, convirtiéndose en una amenaza que la otrora peligrosa defensiva de los Jaguars jamás pudo descifrar.

Prescott y compañía lograron anotarle 40 puntos a Jacksonville.

La defensiva de los Cowboy también ofreció una gran actuación al sólo aceptar 7 puntos de los Jaguars.

Una lectura posible después de ver esta actuación es que Dallas cerró filas con su entrenador, mostrándole su apoyo. No lo sé, pero es posible.

Los Washington Redskins llegaron a la Semana 6 produciendo muy poco. De hecho, el lunes pasado cayeron "feo" ante los New Orleans Saints del hombre récord Drew Brees.

Enfrentarse a una de las mejores defensivas de la liga, como la de los Carolina Panthers, parecía una muy mala noticia.

Afortunadamente para los Redskins, el equipo encontró su mejor versión a ambos lados del balón.

Alex Smith, fiel a su discreta carrera, sumó pocas yardas por aire (163), pero eso sí, dos pases de touchdown y no lanzó ninguna intercepción.

El corredor veterano Adrian Peterson, con lo que todavía le queda en el tanque, corrió para 97 yardas, promediando 5.7 yardas por acarreo.

El marcador terminó 23-17 a favor del equipo de la capital de los Estados Unidos.

Este resultado los pone sorpresivamente en el primer lugar de su división y por primera vez desde la Semana 1, el líder de la NFC Este tiene récord positivo.

De esta división, los New York Giants fueron el único equipo que perdió en la Semana 6.


Nota: La semana pasada escribí aquí que si alguna en algún momento corría peligro el invicto de los Chiefs era esta semana. Kansas City cayó en su visita a los New England Patriots y ahora solo queda un invicto: Los Angeles Rams. Pero esa es otra plática.