Cinco preguntas pendientes para el receso de temporada en la NFL

"¿Qué haces en el receso de temporada?", es la pregunta que más garantiza dejar meneando la cabeza a cualquier periodista de deportes. No existe el receso de temporada. Simplemente porque no hay juegos, significa que se acaban las noticias.

Incluso después de que transcurrieron los playoffs, Super Bowl, Combinado y Draft, existe una serie de preguntas para ser respondidas en el tiempo "muerto" entre el presente y el arranque de la campaña regular del 2018 en la NFL.

Afortunadamente para ustedes, los lectores, nosotros los periodistas de deportes lo sabemos y seguimos, incluso si lo que reportamos en esta época del año no aparece en la televisión los domingos por la tarde.

Estamos a menos de cuatro meses del arranque de la temporada, y a un poco más de dos meses del inicio de los campamentos de entrenamiento de la NFL. En este tiempo, existen bastantes temas que necesitan resolución.

Así que con eso en mente, y sabiendo de su sed por información respecto a la información de NFL, les presentamos las cinco mayores interrogantes que todavía requieren respuesta en la temporada baja. Disfruten:

¿Cuáles estelares recibirán una extensión de contrato?

Los candidatos: Odell Beckham Jr., Le’Veon Bell, Aaron Donald, Khalil Mack, David Johnson, Zack Martin, Jadeveon Clowney.

Es una pregunta grande en esta época del año, ¿no es así? ¿Quién recibirá dinero? Beckham está haciendo todos los movimientos correctos a los ojos de los New York Giants, apareciéndose para las sesiones voluntarias que se saltó el año pasado, y pese a que estaría en todo su derecho de volver a ausentarse. Ha observado a casi todos los receptores de su generación de draft del 2014 recibir nuevos acuerdos, y no crean por un segundo que eso no importa. Beckham ha dicho públicamente estar celoso por la atención que recibieron tipos como Sammy Watkins y Mike Evans --y que él no-- de cara al draft de ese año. ¿Creen que no está celoso por sus nuevos contratos? La pelota está en la cancha de los Giants ahora. Si están dispuestos a pagar a Beckham más de los 16 millones de dólares anuales que los Kansas City Chiefs pagan a Watkins, o los 34 millones de dólares en garantías que los Cleveland Browns prometieron al mejor amigo de Beckham, Jarvis Landry, entonces las cosas podrían resolverse muy sencillo. Si no... bueno, podría arrastrarse hasta el, y durante, el campamento de entrenamiento, y quizás hasta la temporada.

¿Por lo que toca al resto de esos tipos? Parece claro que Bell y Donald no participarán en sesiones voluntarias sin nuevos acuerdos. Y Bell, como es su derecho siendo jugador franquicia que no ha firmado su oferta calificada, probablemente se ausente del campamento de entrenamiento por segundo año consecutivo si no recibe su nuevo contrato para la fecha límite del 15 de julio. No detecto mucho optimismo respecto a un potencial convenio con Bell, lo que significa que posiblemente jugará otro año bajo la etiqueta de jugador franquicia y --si se halla sano--, se convierte en la joya de la corona de la agencia libre en el siguiente mes de marzo.

Donald debe convertirse en el jugador defensivo mejor pagado en el deporte, y los Rams deben estar dispuestos a convertirlo en eso. Después de todo lo que han hecho en este receso de temporada para colocarse en situación de ir por todo, los Rams no pueden arriesgarse a saltar al campo en la Semana 1 sin su mejor jugador por segundo año consecutivo. Apostaría a que este convenio se finaliza en algún momento antes o durante el campamento de entrenamiento, con Donald superando al menos una de las marcas --19 millones de dólares anuales, 42 millones de dólares garantizados, etc.-- que impuso Von Miller en su contrato hace dos años. Mack está mirando este acuerdo desde Oakland y debe estar en la fila por uno de los mayores contratos defensivos, también.

Los Arizona Cardinals y Johnson parecen querer, ambos, un acuerdo. No se sorprendan si su convenio llega a superar unos 11 millones de dólares al año y es él, y no Bell, quien fija el nuevo mercado para corredores. Martin debe estar pensando en más de 24 millones de dólares en garantías, lo que es su salario del 2018 además el número proyectado para etiquetas de jugador de franquicia del 2019 para linieros ofensivos. Lo mismo va para el tackle de los Tennessee Titans, Taylor Lewan.

Finalmente, no se sorprendan si el primer recluta global del 2014, Clowney, termina con un nuevo contrato antes de que empiece el campamento. Y ver si los New England Patriots hacen algo con los convenios de Tom Brady y Rob Gronkowski, quienes parecen insatisfechos en este receso de temporada, y si los Atlanta Falcons harán algo con el contrato de Julio Jones, quien se ausenta del trabajo de temporada baja por el momento, también.

¿Encontrarán contrato estos agentes libres?

Los grandes nombres todavía sin firmar: Dez Bryant, Eric Reid, DeMarco Murray, Kenny Vaccaro, Johnathan Hankins.

La respuesta es casi con certeza un sí para todos ellos, con la posible excepción de Reid, quien cree que su postura respecto a las protestas durante el himno nacional la temporada pasada lo mantiene desempleado y por lo que ha interpuesto una queja por colusión en contra de la liga, lo que podría complicar todavía más sus oportunidades de hallar empleo. Reid y Vaccaro tienen sentido para los necesitados Dallas Cowboys, pero no parece haber mucho interés en ninguno por parte del equipo, y como verán en un momento, Dallas podría tener la mira puesta en otro lado.

Bryant podría acomodarse bien con los Green Bay Packers o San Francisco 49ers, entre otros sitios, pero parece que necesita bajar sus expectativas personales para el tipo de rol y contrato que será capaz de obtener en este punto de su carrera y del receso de temporada. Es un gran objetivo de zona roja y un jugador de rol ofensivo, ya no un N° 1, y esos empleos no pagan lo que él solía cobrar.

Murray es un veterano corredor en una liga que no valora esos demasiado, pero a menudo ves a equipos interesarse una vez que arrancan el campamento y sufren lesiones en la posición, o se percatan de que sus jóvenes no están conteniendo la carga como se necesita. Murray podría terminar con un equipo como los Indianapolis Colts, donde la profundidad de corredores es joven y la protección de pase es primordial. Pero de nuevo, una situación de lesiones podría ser su mejor apuesta para una vacante.

Hankins es un tackle defensivo de 26 años de edad que ranqueó como el tercer mejor liniero interior frente a la carrera en el 2017, de acuerdo a Pro Football Focus. Le tomó un tiempo --aunque no tanto como este año-- firmar el año pasado cuando era agente libre, y no parece estar dispuesto a aceptar un acuerdo de un año "a prueba" como los que ofrecen a los agentes libres disponibles en el mercado en esta época del año. Eso podría cambiar conforme nos acercamos a los campamentos, pero Hankins no parece estar apurado. Ha visitado a los Washington Redskins y New York Jets, y podría llenar un hueco en Dallas, también.

¿Puede ser canjeado todavía Earl Thomas? Por supuesto que sí. No es crítica para Dallas, pero tuvieron pláticas con los Seattle Seahawks antes y durante el draft, y no pudieron armar un paquete de compensación que satisficiera a ambas partes. Seattle podría retener a Thomas y dejarlo concluir su último año de contrato. Podrían extender ese contrato. O, si sienten la vibra de que no desea estar allí/o no le gusta el contrato, pueden todavía negociarlo por una o dos selecciones de draft del 2019. Observen para ver cuán involucrado esté Thomas en el programa de temporada baja y si surge una situación que convenza a los Seahawks de que están mejores si obtienen algo a cambio en lugar de perderlo por nada el año que viene. Si eso sucede, los Cowboys podrían beneficiarse de haberse esperado en toda la situación.

Otros potenciales candidatos de canje incluyen al tackle de los Giants, Ereck Flowers, y al linebacker de los Denver Broncos, Shane Ray.

¿Cuál mariscal de campo será el primero en iniciar?

Seleccionados en la primera vuelta: Josh Allen, Sam Darnold, Baker Mayfield, Josh Rosen, Lamar Jackson.

Cinco se fueron en la primera vuelta. Los cinco equipos que los reclutaron preferirían que se sentaran un año para poder estar listos. Sabemos que eso casi nunca funciona.

La mejor apuesta para iniciar en la Semana 1 si todos se mantienen sanos --más de eso en un segundo-- podría ser Darnold con los Jets. Sí, podrían necesitar pulir, y los Jets cuentan con los veteranos Josh McCown y Teddy Bridgewater por delante de él. Pero ellos saben que sus aficionados con abonos de temporada no se emocionarán por ver a McCown por otra campaña mientras Darnold se queda mirando desde la banca. Y McCown es la clase de veterano que ayudará a preparar a un chico y no se interpondrá en su camino si/cuando esté listo. Darnold necesita mostrar mucho en este receso de temporada para convencer a los coaches que está listo. Pero si lo hace, no es descabellado imaginarlo iniciando en la Semana 1.

Allen probablemente enfrenta menores obstáculos con los Buffalo Bills, dado que los veteranos tienen mucha menos experiencia que los tipos frente a Darnold en New York. Allen ciertamente podría superar a AJ McCarron y Nathan Peterman, pero la versión previa al draft respecto a Allen era que era el menos pulido, por lo que lo dejamos por detrás de Darnold en términos de proyectar su habilidad de estar listo para la Semana 1.

Mayfield y Rosen podrían estar listos desde el arranque con en Cleveland y Arizona. pero esos equipos parecen estar satisfechos con iniciar la campaña con Tyrod Taylor y Sam Bradford, respectivamente. Ahora, en el caso de Arizona, Bradford siempre es una amenaza de lesión. Y si se lastima, entonces Rosen tiene la oportunidad de superar solamente a Mike Glennon por el puesto titular. Por lo que toca a Cleveland, podría ser la competencia más parecida a la situación del año pasado de los Houston Texans, en que Deshaun Watson tuvo un buen receso de temporada, pero el equipo todavía se decantó por Tom Savage en la Semana 1. No digo que Mayfield es Watson o que Taylor es Savage, simplemente que Mayfield podría mostrar mucho en esta temporada baja y pese a ello los coaches podrían elegir a Taylor como el titular para abrir la campaña.

Y con los Baltimore Ravens, esperen que Joe Flacco retenga su empleo por otro año mientras Jackson aprende el juego de la NFL y los coaches diseñen una ofensiva que se acomode a sus fortalezas a largo plazo. Jackson podría saltar al campo como novato en algún paquete ofensivo creativo, pero probablemente tendrá que esperar hasta al menos el 2019 antes de que sea el titular para los Ravens.

¿Estarán sanos estos estelares lesionados cuando arranque la campaña?

Los candidatos: Andrew Luck, Watson, Carson Wentz, J.J. Watt.

Ah, las interrogantes de lesiones todavía por responderse antes del inicio de campaña. n este momento del año pasado, los Colts decían que Luck estaría bien, y se perdió toda la temporada. En este momento del año pasado, decían que estaba bien pese a que no había lanzado un balón aún. Así que, ustedes saben, veremos. No hay modo de predecir hasta que veamos algo --cualquier cosa-- diferente de Luck de lo que hemos visto en el último año y medio.

Watson luce bien para el campamento de entrenamiento, de acuerdo a la gente cercana a esa situación, y debe haber sanado de su rotura de ligamento anterior cruzado a tiempo para la Semana 1. Su lesión sucedió antes en la campaña que la de Wentz, y fue menos severa. Wentz también se rompió el ligamento cruzado lateral. Así que descontando un contratiempo, esperen ver a Watson iniciando en la Semana 1 para Houston.

Estaría menos optimista en torno a Wentz para la Semana 1, porque habrían pasado unos nueve meses desde la lesión y ese es el plazo más prometedor para una lesión de esa naturaleza. Los Philadelphia Eagles han invertido mucho en Wentz como su futuro, y con el Jugador Más Valioso del Super Bowl, Nick Foles, como titular mientras tanto, hay cero motivos para apresurar la vuelta de Wentz. Esperen que los Eagles esperen hasta que esté completamente sano y haya tenido un par de semanas completas de entrenamiento, y luego esperar una semana más, después de eso. No hay motivo para no ser excesivamente cauteloso con la rodilla.

¿Watt? Parece que estará bien. La pregunta es si puede volver a ser el tipo de jugador dominante que era antes de que todos los temas físicos comenzaran a pasar factura, o si se convierte en algo parecido a un jugador de rol mientras Clowney asume como el estelar. Limitar las repeticiones de Watt podrían ser parte de su normalidad y la de Houston a futuro.