¿Cuál ha sido el impacto de Antonio Gates en la historia de la NFL?

No hay duda de que el camino de Antonio Gates en la NFL culminará en Canton, Ohio. Getty Images

COSTA MESA -- Antonio Gates no ha decidido retirarse todavía.

El ala cerrada de 37 años de edad desea jugar. No obstante, Los Angeles Chargers no planean renovar con Gates, por lo que es apropiado examinar el impacto que ha tenido en sus 15 temporadas con los Bolts.

Los números de Gates ya apuntan a uno de los mejores alas cerradas que ha practicado este deporte.

"No hay nada que le reste por probar", dijo el quarterback de los Chargers, Philip Rivers, al portal del equipo. "Lo hizo todo. Fue un jugador de campeonato. Por fuera, la gente lo recordará por las atrapadas y las yardas, pero fue mucho más que eso para mí. Simplemente las interacciones día a día que tuvimos, y la diversión que gozamos, no podría estar más agradecido".

Un altamente codiciado jugador de baloncesto saliendo de Detroit Central High, Gates promedió 30 puntos por partido para liderar a su escuela a un título estatal. Inicialmente aceptó una beca para jugar al fútbol americano en Michigan State, dirigida en ese entonces por el ahora head coach de Alabama, Nick Saban.

No obstante, cuando Saban no permitió que Gates jugara al fútbol americano y al baloncesto, se fue, pasando a Eastern Michigan y dos junior colleges antes de aterrizar en Kent State, donde jugó baloncesto y eventualmente condujo a los Golden Eagles al Elite Eight en el 2002. Gates vio retirado su N° 44 por la universidad y fue enaltecido al Salón de la Fama de la Mid-American Conference.

Después de la universidad, Gates enfrentó una dura decisión: perseguir su sueño de jugar en la NBA como jugador de 6 pies con 4 pulgadas o dirigirse al fútbol americano, con varios equipos interesados en sus habilidades atléticas.

Gates eligió el fútbol americano, firmando con los Chargers como novato no reclutado en el 2003, y el resto es historia.

"Lo que realmente deseo enfatizar es que este tipo ni siquiera jugó al fútbol americano colegial", señaló el ex apoyador de los Seattle Seahawks, Lofa Tatupu. "Así que eso realmente me hace quedar asombrado. Un tipo que no jugó al fútbol americano universitario y se tomó cuatro años --que son probablemente los cuatro años más importantes en términos de desarrollo como jugador antes de entrar a la liga-- y luego termina quebrando récords y probablemente entrará al Salón de la Fama en su primer año de elegibilidad.

"Digo, ¿imaginan si hubiera contado con esos otros cuatro años para aprender un poco más de fútbol americano? No puedo imaginar cuántas marcas más hubiera roto".

Gates provocó el nacimiento de una nueva generación de alas cerradas gracias a su combinación única de habilidades. Visores comenzaron a buscar jugadores con antecedentes en el baloncesto y encontraron a Jimmy Graham, Jordan Cameron y Darren Fells.

Aquí hay algunos números notables de Gates:

- Gates es el líder de la franquicia de los Chargers en recepciones (927), yardas por recepción (11,508) y touchdowns (114).

- Los 114 touchdowns pro recepción de Gates son la mayor cantidad para un ala cerrada en la historia de la NFL.

- Gates consiguió al menos 100 yardas por recepción en 21 partidos a lo largo de su carrera, solamente uno de siete alas cerradas en la historia de la liga con al menos 20 encuentros de 100 yardas o más por recepción.

- Gates es el vigésimo segundo jugador en la historia de la NFL en atrapar 900 pases. Sus 927 recepciones lo colocan N° 20 en la lista histórica, y N° 3 entre alas cerradas. Gates ha logrado al menos 10 recepciones en cuatro partidos, uno de 11 alas cerradas en la historia de la liga con un mínimo de cuatro partidos con doble dígito en pases atrapados.

- Gates y Rivers han conectado en 87 envíos de touchdown durante su tiempo con los Chargers, la mayor cantidad en la historia para una dupla de quarterback/ala cerrada.

- Aunque sus números con los Chargers son históricos y deben meterlo en el Salón de la Fama, lo que hizo único a Gates fue su habilidad para crear separación en el medio del campo y zona roja.

Gates desarrolló su preciso control corporal sobre la duela como un jugador de poste bajo de cuerpo ancho como jugador de baloncesto en Kent State.

"El mismo modo en que jugué como ala cerrada es como juego al baloncesto", explicó Gates. "Es gracioso porque no los veo de modo diferente. Si un linebacker me tiene, uso mi velocidad para superarlo. Si me tiene un back defensivo, trato de utilizar mi tamaño para posicionarme. No puedes descifrar qué jugador colocarme por mi habilidad de ver y utilizar esos ángulos.

"Les cuesta trabajo decir, 'Éste es el tipo para él'".

A lo largo de su carrera, Gates fue un monstruo en zona roja y en tercera oportunidad. De acuerdo a ESPN Stats & Information, 90 de los 114 touchdowns en la carrera de Gates llegaron en la zona roja, la segunda mayor cantidad en la NFL desde que entró a la liga en el 2003.

"¡Qué arma tan significativa fue!", señaló el ex centro de los Chargers, Nick Hardwick. "Ahí en zona roja y en tercera oportunidad, Antonio era tan confiable, tantas veces por tantos años. Era increíble tenerlo, y era un gran impulso a nuestra confianza de cara a los partidos".

Gates también convirtió 235 de sus 275 atrapadas en tercera oportunidad en primeros intentos, la segunda mayor cantidad en la liga desde que entrara a la NFL. Solamente Anquan Boldin (254) consiguió más a lo largo de ese periodo, de acuerdo a ESPN Stats & Information.

"Incluso si estabas encima de él en términos de cobertura, tiene un gran alcance y un gran sentido para la movida de poste, bajando el cuerpo con su poder y con su control corporal para alejarse", explicó Tatupu. "Y atrapaba todo con una mano, de todos modos. Así que siempre estaba abierto, hombre.

"Tipos como él y Tony Gonzalez con esos antecedentes de baloncesto, era casi como en el baloncesto con esos tipos en el poste bajo esperando el pase hermoso del guardia armador, así se sentía jugar defensiva en contra de esos tipos", admitió Tatupu. "No necesitaban 2 yardas de separación para declararse abiertos después de ver a esos dos tipos jugar".

Lo que también hizo único a Gates fue su habilidad para alinear por fuera en el perímetro de la defensiva y todavía así mantenerse efectivo.

Gates mostró que lo podía hacer en contra de una de las mejores defensivas de la NFL --los Seahawks-- en una actuación de tres touchdowns del 2014.

"Superó a Kam Chancellor", recordó el analista de NFL para ESPN y ex profundo de la liga, Matt Bowen. "Kam Chancellor es bastante bueno. Superó a eso apoyadores de Seattle linebackers, y esos tipos son bastante atléticos. Es la mejor defensiva en la NFL. No los superó por velocidad.

"Si miras el video y cómo se descubrió en la parte alta de las diagonales, todo ocurrió en la línea de golpeo".