El entrenador en jefe Todd Bowles recibió extensión de contrato con los Jets

FOXBOROUGH -- A pesar del récord 5-10, los New York Jets firmaron al entrenador en jefe Todd Bowles y al gerente general Mike Maccagnan con extensiones de contrato, anunció el equipo este viernes.

Una fuente indicó a Adam Schefter de ESPN que las extensiones son por dos años y vencerán hasta la temporada del 2020.

El movimiento no es sorpresivo, ya que quedó claro en las últimas semanas que los dueños estaban satisfechos con su trabajo en lo que fue considerado como un año de reconstrucción.

"Estamos muy satisfechos por haber extendido a Mike y Todd", señaló el propietario Christopher Johnson a través de un comunicado. "Durante su tiempo aquí, han trabajado juntos para ayudar a la organización a construir las bases sobre las cuales crecer. Están identificando, desarrollando y consiguiendo productividad de nuestro jugadores.

"Creo que nos dirigimos en la dirección correcta. Esto nos proporciona continuidad y estabilidad mientras seguimos moviendo a este equipo hacia el éxito sostenido. Aún tenemos mucho trabajo por hacer y estoy emocionado por trabajar de cerca con ambos a medida que seguimos adelante".

Bowles y Maccagnan fueron contratados el mismo día en el 2015 y ambos estaban entrando al último año de sus contratos. Son considerados de manera equitativa en la estructura de poder organizacional y reportan directamente al dueño, así que, técnicamente, Maccagnan no determinó el destino de Bowles.

Bowles tiene marca 20-28 en sus tres campañas sin apariciones en playoffs. Los dueños establecieron expectativas bajas al inicio de la temporada, indicando que Bowles y Maccagnan serían evaluados sobre si el equipo mostró progreso, no su récord de triunfos y derrotas.

Luego de un inicio prometedor, los Jets terminaron perdiendo nueve de sus últimos 11 partidos, una de las peores rachas en la historia reciente de la franquicia.

Sin embargo, cinco victorias eran más de lo que muchos esperaban de los Jets, que purgaron su plantilla la temporada baja pasada y se comprometieron en rejuvenecer el equipo. A pesar de las evidentes deficiencias de personal, fueron competitivos en casi todos los partidos. De hecho, perdieron seis juegos por ocho puntos o menos.

Maccagnan aún tiene que resolver el mayor problema alrededor del equipo --la situación en la posición de mariscal de campo-- no obstante sus tres drafts han producido jugadores prometedores en Leonard Williams, Darron Lee, Jamal Adams y Marcus Maye.

Esto representa el primer movimiento importante para Christopher Johnson. El hermano menor del dueño Woody Johnson, asumió el control del equipo cuando la administración del presidente Donald Trump anunció en junio que Woody sería embajador de los Estados Unidos en el Reino Unido.

Durante una conferencia a principios de la temporada, Christopher Johnson aseguró que tenía el poder absoluto para contratar y despedir, agregando que su hermano no tenía participación en los asuntos del equipo.

En las últimas semanas, Bowles se negó a hablar sobre su seguridad laboral, señalando que no hablaría sobre su empleo durante la temporada. Varios jugadores apoyaron públicamente a Bowles, quien fue elogiado por acabar con los problemas que plagaron al equipo en el 2016.