Texans no serán castigados por conmoción cerebral de Tom Savage

HOUSTON -- Los Houston Texans no serán castigados por la manera en que manejaron los síntomas de conmoción cerebral del mariscal de campo Tom Savage en su derrota de la Semana 14 ante los San Francisco 49ers.

Savage sufrió la conmoción en el segundo cuarto, cuando recibió un golpe en tercera oportunidad que lo dejó en el suelo con sus manos dobladas y temblando. Se le permitió regresar al partido luego de ser revisado en la tienda médica, pero una serie más tarde fue llevado al vestuario y descartado para el resto del partido.

El entrenador en jefe de los Texans, Bill O'Brien, indicó que Savage fue revisado inmediatamente después que recibió el golpe y recibió autorización para volver al campo por parte del consultor independiente de neurotrauma. Después de la siguiente serie, Savage fue revisado de nuevo y no pasó la prueba de conmoción.

La NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés), en un comunicado conjunto para confirmar nuevos cambios al protocolo de conmociones, reconocieron que el resultado de permitir volver a Savage al campo fue "inaceptable".

En el comunicado conjunto, la NFL y la NFLPA indicaron que el cuerpo médico vio el "video inicial de la transmisión" pero no la repetición en cámara lenta que dejó en claro la postura de Savage y el movimiento de sus manos.

Los Texans colocaron a Savage en la lista de reservas lesionados antes del partido de la Semana 16 ya que no practicó luego de la conmoción.

El 21 de diciembre, la liga anunció que los Seattle Seahawks habían sido multados con 100,000 dólares por no seguir apropiadamente el protocolo de conmociones con el mariscal de campo Russell Wilson durante un partido en noviembre contra los Arizona Cardinals.

Seattle fue el primer equipo multado por esa violación.