<
>

Equipos que parecían candidatos enfrentan crisis de media temporada

MÉXICO -- Con la Semana 9 inició la segunda mitad de la temporada regular en la NFL.

En esta liga, y a esta altura de la temporada, equipos que el año pasado calificaron a postemporada están "pasando aceite".

Otros que asumíamos estarían peleando por algo más que ser últimos de su división están decepcionando a la liga.

Todo ello nos lleva a la conclusión de que en la NFL algunas escuadras están pasando por una crisis de media temporada.

Los Denver Broncos hace dos temporadas ganaron el Super Bowl 50 y el año pasado se quedaron sin playoffs. Ahora, después de la Semana 9, tienen un récord perdedor 3-5 y fueron arrollados por los Philadelphia Eagles.

La que se presumía como la mejor defensiva de la liga y que no había recibido touchdowns terrestres en la temporada, recibió 51 puntos de los Eagles y acepto dos anotaciones por tierra.

Sabíamos que los Broncos tenían el peor calendario de todos los equipos de La NFL, pero estar en el último lugar de la división es inadmisible.

Denver decidió jugar con Brock Osweiler como su mariscal de campo titular para este partido. Si Vance Joseph tomo esa determinación, ello nos habla del nivel de desesperación por no encontrar un pasador confiable.

En la misma división, los Kansas City Chiefs volvieron a las andadas. Luego de ganar en la Semana 8 frente a Denver, los Chiefs volvieron a perder como visitantes ante los Dallas Cowboys. Kansas ha perdido tres de sus últimos cuatro partidos disputados.

No los eliminamos aún, claro, sobre todo por lo flojo de la División Oeste de la AFC. Por cierto ¿Qué no se suponía que esta división era la más competitiva de la liga? Tres equipos marchan con record perdedor: Oakland Raiders, Los Angeles Chargers y Broncos.

Raiders: Siguen con marca perdedora a pesar de la victoria de este domingo sobre los Miami Dolphins. Muchos dábamos por por un hecho que darían un salto de calidad y ahora son una sombra de esas grandes expectativas.

Houston Texans: Los Texans llegaron hasta la Ronda Divisional de los playoffs la temporada pasada, donde cayeron ante los New England Patriots.

Este año, con record negativo y ya en la Semana 9, sin J.J. Watt ni Deshaun Watson por lesiones, son un equipo mediocre y cn pobres aspiraciones de conseguir un boleto a la postemporada.

Baltimore Ravens: En el pasado un feroz contendiente a la postemporada, ahora cuenta con record perdedor a mitad de la campaña. Su marca es de 4-5 y no parece tener argumentos para pelearles a los Pittsburgh Steelers la AFC Norte. Bueno, en honor a la verdad, ninguno de los otros dos equipos de la división tienen con qué hacerles sombra a los Steelers. Los Cincinnati Bengals están 3-5 y los Cleveland Browns marchan 0-8.

CONFERENCIA NACIONAL

En la vieja NFC, los New York Giants, que según algunos iban a pelear por la División Este, están en caída libre.

Lesiones, baja de juego y malas decisiones tienen a New York en el último lugar de la división. Su defensiva era la mejor el año pasado. Hoy rivalizan por ser la peor de la liga.

Tampa Bay Buccaneers: En múltiples ventanas escuché a varios colegas colocarlos como el "Caballo Negro" de la NFC --yo también lo creí-- mientras otros no dudaban en colocarlos como ganadores de la División Sur.

Hoy son el peor equipo de ese sector y con pronóstico para empeorar.

Atlanta Falcons: En la NFC Sur, el actual campeón de la NFC tiene récord 4-4. Atlanta busca la forma de perder partidos y generalmente la encuentra.

Es cierto, que este año los Falcons perdieron a su coordinador ofensivo Kyle Shanahan, sin embargo, el ataque hoy es un remedo de lo que fue en el 2016.

Matt Ryan, el Jugador Más Valioso de la NFL la campaña pasada, hoy en día sus estadísticas lo ubican como un mariscal de campo promedio. En ocho juegos, Ryan lleva siete pases interceptados, la misma cantidad que tuvo durante toda la temporada pasada.

Green Bay Packers: Es un candidato que parece querer meterse a esta lista. De seguir así, lo puede lograr.

Los Packers tienen carencias en la línea ofensiva, defensiva y ataque terrestre, si a ello le restamos a su mariscal de campo estelar, Aaron Rodgers, se convierten en un equipo ordinario.