<
>

Regresa la incertidumbre sobre Ezekiel Elliott

ARLINGTON, Texas -- Los Dallas Cowboys afirman que desconocían por completo si contarían con Ezekiel Elliott para el duelo ante los Kansas City Chiefs, de la misma forma en que tampoco saben si su corredor estrella estará con ellos en el campo el próximo domingo ante los Atlanta Falcons.

Lo que los Cowboys sí saben con certeza es que, mientras ‘Zeke’ esté disponible, será su caballo de batalla en todos aspectos.

“Mientras ellos tomen algún tipo de decisión (en el proceso legal), la situación es lo que es”, dijo el receptor Dez Bryant. “Vamos a festejar como estrellas de rock en este vestidor. Así vamos a vivir. ‘Zeke’ es nuestra arma número uno. Es nuestro muchacho. es un animal y estamos detrás de él sin importar la situación“.

Bryant relató que el pasado jueves, todos en la sala de video brindaron un gran aplauso cuando entró Elliott, ya que ni siquiera lo esperaban en las instalaciones. Incluso, el corredor reconció que no sabía si jugaría ante los Chiefs.

Al final, sí jugó y aportó 93 yardas en 27 acarreos en la victoria por 28-17 y lo más importante, aporta presencia con o sin balón en las manos.

“Sólo entrené el viernes y pase todo el día viendo video“, dijo Elliott. “El sábado tuve que ponerme al corriente en el plan de juego y estuve observando a los Chiefs. Muchas gracias a mis entrenadores, que tanto me ayudan”.

Elliott jugó porque, de nueva cuenta, recibió un amparo, esta vez en la segunda instancia de una corte federal en el Sur de New York contra la suspensión de seis partidos que pesa sobre él por una presunta supuesta acusación de violencia doméstica contra su ex novia.

El dueño y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, insistió en que es una injusticia contra su corredor.

“’Zeke’ es increíble por su actitud y optimismo, que se reflejan en la manera que juega“, dijo Jones al final del partido. “No hay suficientes cosas que pueda decir por la manera en que este día nos inspiró a todos y por el gran nivel al que está jugando“.

El quarterback Dak Prescott dijo que nada puede hacer el equipo contra la batalla legal que disputa el corredor, salvo prepararse cada semana para tratar de ganar con los jugadores disponibles para saltar al campo.

“Al final del día, vamos a ejecutar nuestra ofensiva, sin importar quién sea el corredor, y probablemente sin importar quién sea el quarterback. Estos son los Cowboys“, sentenció Elliott.