<
>

Broncos y la incesante búsqueda del nuevo John Elway

play
#Directamente: Nuevo Sheriff en Denver (3:38)

Tras el retiro de Peyton Manning, los Broncos aún no consiguen un verdadero sucesor del QB que se despidió como campeón en la temporada 2016. (3:38)

La búsqueda ha sido incesante, pero sin convertirse en obsesión… aún.

La sombra de John Elway el jugador, quarterback y alma de todo un equipo aún persigue a los Denver Broncos, que no han encontrado a la figura que dé estabilidad a la posición más importante desde el retiro del legendario pasador hace 19 años.

Desde 1999, los Broncos han usado a 17 quarterbacks como titulares en algún momento con resultados contrastantes. Mientras unos han pasado con más pena que gloria, otros disfrutaron de un éxito modesto y sólo uno, Peyton Manning, logró el objetivo de conquistar un Super Bowl, aunque, en opinión de muchos, no gracias al pasador.

De hecho, y aunque dejó una profunda huella en la historia de la franquicia, Manning no fue un producto desarrollado por los Broncos, con quienes llegó en 2012 ya como una leyenda consolidada en la historia de la NFL y con su destino marcado en el Salón de la Fama.

Aunque la búsqueda por un quarterback franquicia ha tenido altibajos en las últimas 16 temporadas, los Broncos se han mantenido como un equipo contendiente, gracias a una buena administración que ha conseguido jugadores de alto nivel en posiciones clave a la ofensiva y defensiva como los receptores Rod Smith, Demaryius Thomas, Julius Thomas, los corredores Clinton Portis, C.J. Anderson o el linebacker Von Miller, entre otros.

La búsqueda de un quarterback franquicia o al menos estable fue una prioridad para los Broncos hasta que vieron el retiro de Elway a la vuelta de la esquina.

En el Draft de 1998, Denver reclutó en la tercera ronda a Brian Griese, hijo del legendario quarterback de los Miami Dolphins en los años 70, Bob Griese, como el remplazo natural de Elway.

Sin embargo, Griese no dio los resultados esperados y desde su primer año compartió el puesto como titular con Chris Miller; los dos años siguientes lo compartió con Gus Frerotte y así empezó un carrusel de pasadores titulares que tuvo a Griese y Steve Beurlein (200 y 2003), Jake Plummer, Danny Kanell, Jarious Jackson (2003), Jake Plummer (2004 a 2006), Jay Cutler (2006 a 2008), Kyle Orton (2009, 2010, 2011), Chris Simms (2009), Tim Tebow (2010 y 2011), Manning (2012 a 2015), Brock Osweiler (2015), Paxton Lynch (2016) y Trevor Siemian (2016 a 2017).

No encontrar al quarterback franquicia que cierre el círculo de un equipo que tiene talento en el resto de los frentes comienza a ser un dolor de cabeza en Denver, donde las controversias por el trabajo como titular en el puesto más importante no suelen ser parte de la agenda.

En 2017, Siemian se ganó el trabajo como titular en pretemporada y aunque ha tenido un buen desempeño en el primer tramo de la actual campaña, las dudas sobre su capacidad para llevar lejos a los Broncos se mantienen, sin embargo, Siemian tiene, literalmente en sus manos, la posibilidad de callar a sus críticos y, al menos, darle a Denver la estabilidad a la posición de quarterback que Elway le dio a la franquicia y que ahora anhela como presidente ejecutivo de la misma.