Por qué debemos consumir fibras

ESPN Run

Cuando se trata de mantener una alimentación saludable y equilibrada hay algunas reglas que siempre ocupan un lugar importante en los consejos de los nutricionistas. Que consumas frutas, verduras, legumbres y alimentos integrales es uno de las primeras recomendaciones que se le suele dar a alguien que quiere comenzar a bajar de peso o mantenerse saludable. Pero, ¿alguna te pusiste a pensar qué característica agrupa a todos esos alimentos? La respuesta está en las fibras. Se trata de una sustancia derivada de los vegetales que se caracteriza por tener diversos beneficios como reducir el colesterol, prevenir problemas intestinales y evitar algunas enfermedades como el cáncer.

Éstas famosas fibras se dividen en dos grandes grupos: las solubles e insolubles. Las primeras son capaces de absorber el agua y se convierten en una sustancia gelatinosa que rodea el tracto digestivo e impide la absorción de grasa. Por lo tanto, las fibras solubles contribuyen a la prevención y el tratamiento de colesterol y la diabetes. En tanto, las fibras insolubles se caracterizan por no absorber el agua, y su función es acelerar el trabajo del intestino y aumentar volumen de las heces, por lo que ayudan a combatir el estreñimiento. Las fibras insolubles son importantes para la prevención del cáncer de colon, ya que protege al sistema digestivo del contacto con sustancias nocivas.

Otro de los grandes beneficios del consumo de fibra en nuestra dieta regular es da sensación de saciedad, es decir puede ser una gran aliada para aquellos que quieran bajar de peso. En el caso de los corredores, estas sustancias son beneficiosas cuando se mezclan con otros alimentos ricos en carbohidratos. Las fibras garantizan que las propiedades (energía para tus músculos) de los hidratos de carbono sean absorbidas más lentamente y liberadas al torrente sanguíneo progresivamente, evitando la fatiga muscular.

Una alternativa para después del ejercicio son las proteínas de fuente vegetal (soja, lentejas, nueces, etc) que son ricas en nutrientes y fibras que estimulan el buen funcionamiento del intestino, dan sensación de saciedad y son bajas en grasas. Además, las fibras se encuentran en muchos alimentos de fácil acceso para la mayoría de las personas y se puede ingerir en las cuatro comidas.

¿Sueles consumir fibra en tu dieta?