<
>

Respuestas a preguntas que hacen siempre los nuevos fans de F1

Getty Images

Ninguna pregunta es tonta, es más, la única pregunta tonta es la que no se hace, así que aquí están las 10 preguntas más comunes que hacen los nuevos aficionados a la Fórmula Uno.

1.- ¿A qué velocidad corren los Fórmula Uno?

Cada auto de Fórmula Uno es distinto a otro porque cada equipo fabrica su propio monoplaza y hay distintos proveedores de motores comprometidos como parte del desarrollo del coche, así que la velocidad máxima de un F1 varía de acuerdo al equipo, así como de la pista y circunstancias en que se corra.

Digamos que en una situación de pista seca y una recta larga que es donde se alcanza la velocidad tope, pero también hay que tomar en cuenta que los autos llevan una “carga aerodinámica” diseñada para que tengan agarre en las curvas y eso les da resistencia al aire y por lo tanto los frena en las rectas.

En circunstancias reales podemos decir que la velocidad máxima registrada por un F1 en la Ciudad de México fue de 372.54 kilómetros por hora, por Valteri Bottas en un Williams en 2016, pero un auto ‘liberado’ de carga aerodinámica en una recta muy larga puede alcanzar más de 400 km/h como fue el caso en 2006 donde el BAR Honda que en un aeropuerto llegó a 413.205 km/h.

De cero a 100 kilómetros por hora, como referencia, un F1 puede tardar entre 1.9 y 2.5 segundos.

2.- ¿Cuánto cuesta un monoplaza?

La respuesta más atinada es que no tienen precio. Primero porque no puedes ir a comprar uno a una tienda, al menos no uno del año, aunque se pueden adquirir modelos vintage desde unos 250 mil dólares un Benetton 1996 o más de 4 millones por un Ferrari 2001 manejado por Schumacher o incluso más de 15 millones por un Mercedes 1954 con el que Fangio compitió. Estos modelos, además de la rareza y la producción artesanal, tienen un alto valor histórico para coleccionistas.

Pero un monoplaza 2017 puede “valer” el dinero que se haya invertido en su desarrollo, porque hay horas de trabajo de ingenieros, mecánicos, diseñadores, materiales, horas en túnel de viento, etc. Y esto varía mucho de equipo a equipo.

Por ejemplo, Ferrari ronda los 450 millones de dólares de presupuesto anual, lo que nos puede llevar a que el desarrollo de un auto puede costar hasta unos 125 millones de dólares. Pero digamos que sólo en piezas que se reemplazan cuando se daña un auto, el costo puede ser de unos 7.9 millones de dólares si se cuenta el motor cuyo precio puede ser solamente de 4 millones, que en realidad es el costo del servicio porque los motores pertenecen a la marca que los prové.

3.- ¿Cuántas velocidades tiene un F1?

La caja de cambios de un F1 tiene ocho velocidades y una reversa. Es semiautomática y el piloto sube o baja desde paletas en el volante sin necesidad de utilizar un clutch manual, con excepción del arranque de la carrera.

4.- ¿Es deporte? Sólo van manejando

Con frecuencia los expertos y aficionados de años deben responder a esta simple pero al parecer muy lógica duda “¿son atletas los pilotos? ¿Qué hay de deporte en manejar un coche? Yo manejo todos los días como lo hace el chofer del microbús”.

Pues bien, un piloto es un atleta primero porque el manejo de un auto durante hora y media, o dos horas expuesto al desgaste de las fuerzas G (eso que te jala en tu coche a un lado a otro cuando das una curva cerrada o una frenada, sólo que el piloto de F1 no puede dejarse ir y tiene que mantenerse firme) que llegan a ser hasta seis veces la gravedad en curvas cerradas y al mismo tiempo mantener la precisión y concentración, requiere una preparación física de alto rendimiento.

Trabajo de brazos, piernas, cuello, abdomen en el gimnasio así como entrenamiento aeróbico son esenciales.

Según un estudio hecho por los organizadores de las 500 millas de Indianápolis, prueba clásica que dura entre 3 horas y media y cuatro, completarla equivale a correr un maratón.

Además de la pérdida de líquido que puede hacer bajar hasta cuatro kilos por carrera, luego de someterse a temperaturas de hasta 50 grados centígrados.

5.- ¿Todos los pilotos son millonarios?

No pero no hay ninguno pobre. Si nos vamos a su origen, algunos como Fernando Alonso o Sergio Pérez provienen de familias de clase media, cuyos padres hicieron un esfuerzo muy grande para costearles la práctica del kartismo, algo que sería prácticamente imposible para el hijo de un obrero o un simple empleado. Así que podemos decir que sí hay muchos casos de pilotos que reciben el apoyo de las carteras de los padres para su carrera previa a la F1.

Así que por lo regular deben encontrar un patrocinador o casi mecenas que provea el dinero necesario ya que, según un cálculo de la revista especializada Autosport, el camino a la F1 cuesta alrededor de 7 millones 220 mil dólares entre kartismo y categorías de desarrollo, no por nada se dice que en el automovilismo muchos padres se han vuelto ricos… porque antes eran millonarios y lo perdieron casi todo.

Ahora, los sueldos pueden ser muy gratificantes, pero muy dispares, pueden ir de los 40 millones al año que recibe Fernando Alonso en McLaren a los 150 mil dólares de Pascal Wehrlein. Sin olvidar el caso de los ‘pilotos de paga’, que literalmente compran su asiento como fue el caso de Lance Stroll que se dice que su padre, un multimillonario gastó 80 millones de dólares para asegurarle un lugar en Williams, esto según un reporte de Auto Motor und Sport.

El señor Lawrence Stroll es un magnate canadiense de la industria de la moda, cuyo capital se calcula en 2.9 mil millones de dólares.

6.- ¿Por qué las llantas son lisas?

“¡Esos neumáticos no tienen dibujo se van a derrapar!” Pues sí, es también una duda que tiene mucha lógica desde la visión de quien ve las gomas de su auto de calle llenas de surcos y que cuando se acaban le dicen que hay que cambiarlas, pero en la Fórmula Uno y el deporte motor en general se usan llantas slick o lisas cuyo componente se distribuye en una superficie plana para que tenga el mayor contacto posible con el piso y tenga mejor agarre. A mayor agarre mayor velocidad.

Ese material se va degradando con el uso y las partes que suelta, son esos pedacitos que se pueden apreciar en la pista a un lado del camino de los autos.

Sólo se usan neumáticos con dibujo cuando hay piso mojado y ese ayuda a la circulación y desplazamiento del líquido.

7.- Si les da ganas de ir al baño al piloto ¿qué hacen?

Buena pregunta y la respuesta es muy simple, ningún piloto se baja del auto para ir a hacer ‘pipí’. Primero tienen una gran deshidratación, pero luego de dos horas y con la hidratación previa, es raro, pero puede tener la necesidad de ir al baño, por lo que cuando pasa, el piloto simplemente se hace ahí dentro (al fin que con el calor todo se evapora muy rápido).

También hay un motivo de seguridad en no aguantarse las ganas porque en caso de un choque, si la vejiga o intestinos están llenos se pueden reventar las vísceras fácilmente, por lo que lo más recomendable es no ir aguantando… déjalo ir.

8.- ¿Cuánto tardan en cambiar las llantas en pits?

El actual récord es de 1.92 segundos del equipo Williams en el Gran Premio de Europa 2016 con el auto de Felipe Massa. Un equipo puede tener alrededor de 20 personas directamente involucradas en la parada en fosos y sólo se cambian las cuatro llantas y se hacen reparaciones o ajustes mecánicos, nada de repostar combustible.

9.- ¿Es muy peligroso correr?

En 68 años de competencia han muerto 51 pilotos en un auto de Fórmula Uno. El más reciente Jules Bianchi en 2015, nueve meses después de haber sufrido graves heridas en el Gran Premio de Japón. El primero que murió fue Cameron Earl en 1952 en un entrenamiento.

En Grandes Premios y todas las sesiones oficiales inherentes a ellos han muerto 32 pilotos, el resto han sido en prácticas privadas o en eventos no sancionados.

Siete de los 32 murieron en Indy 500 cuando era parte del calendario.

Después de la muerte de Ayrton Senna en 1994, pasaron 21 años para que volviera a morir un piloto (Bianchi) producto de un choque en un Gran Premio.

10.- ¿Es muy difícil ser piloto de Fórmula Uno?

La Fórmula Uno tiene solamente entre 20 y 22 asientos, para todos los pilotos del mundo que aspiran a ello, si esto se compara con la oportunidad que tiene un futbolista para poder llegar a uno de los 10 o 12 equipos de élite que hay en el mundo, cuyas plantillas son de más de 30 jugadores, las probabilidades son muy complicadas.

Además como dijimos antes, un padre debe invertir mucho dinero en las etapas de formación.

Esperemos que esto ayude a los nuevos visitantes en el paddock o sus acompañantes para resolver estas vitales dudas.