Virgil Ortiz refleja dominio sobre Mauricio Herrera con sólido KO

LAS VEGAS -- Vergil Ortiz dio una contundente lección al “Maestro” Mauricio Herrera.

Ortiz noqueó con 2:30 del tercer capítulo al ex campeón mundial mexicano, quien casi ni metió las manos en la pelea coestelar de la velada boxística en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

Sin título de por medio, Ortiz ganó la contienda que estaba pactada a 10 asaltos en peso Welter.

“Todo esto es el resultado del trabajo fuerte“, dijo el estadounidense tras la victoria. “Sé que debo ganar más experiencia y aprovechar cada pelea. Apenas tengo 13 peleas. El camino es largo por delante, pero tengo toda la ambición de llegar lejos. Voy a pelear por campeonatos mundiales pronto.

“Si me dieran la oportunidad de ir por un campeonato mundial, tomaría la pelea ahora mismo”, destacó Ortiz.

Desde la campana inicial, era evidente que Herrera (24-9) no traía nada, mientras que Ortiz (13-0, 13 KOs) tomó con calma las cosas, estudió al rival y se dio cuenta que con apretar el acelerador a partir del segundo round, sería suficiente.

Herrera recibió una paliza a partir del segundo asalto, el cual terminó de espaldas al piso en una acción que fue menos impactante gracias a que las cuerdas amortiguaron su caída.

Tuvo que llevarse la cuenta de protección después de que Ortiz conectó una contundente zurda a la zona hepática y remató con derecha a la mandíbula. El réferi consideró que Herrera podía seguir, pero la mirada a la distancia del mexicano hacía parecer que estaba muy lastimado.

Con apenas 30 segundos del cuarto capítulo, Ortiz le conectó la combinación final que mandó a Herrera contra las cuerdas antes de caer a la lona de manera estrepitosa. Ahí mismo acabó la contienda.

Herrera se veía tan mal, que el propio Ortiz fue a checar el estado de salud de su noqueado oponente.

Un 'joven' Young sorprende a Sadam Ali
Sadam Ali aún debe preguntarse quién le pasó por encima.

Ali fue sorprendido por el joven Anthony Young, quien lo noqueó en sólo tres asaltos en pelea por el título vacante de la USNBC peso Welter en combate que estaba pactado a 10 rounds.

Durante los poco más de dos rounds que duró el pleito, Young castigó a Ali, quien hace poco aún era campeón mundial Superwelter.

El peleador de 30 años tiró un gancho de zurda y remató con una derecha al rostro que envió a Ali contra su esquina, momento en el que réferi paró la pelea por el daño a la humanidad de Ali.

“Nos quedamos con el plan de juego y tuvimos el resultado que queríamos”, dijo Young. “Cuando conecté en el cuerpo, me agarró. Se quejó del golpe y pensé que era el momento de brincar sobre él, que era mi oportunidad”.

Fue apenas el octavo nocaut en 23 peleas profesionales de Young (21-1, 8 KOs) y la tercera vez que le paran la pelea a Ali (27-3) antes del límite pactado.

La pelea fue una de las siete preliminares de la función de la T-Mobile Arena de Las Vegas, protagonizada por Saúl “Canelo“ Álvarez y David Jacobs.

Polémica victoria de Roach sobre Oquendo
Lamoant Roach hizo poco o nada, pero ante la vista de los jueces, derrotó al puertorriqueño Jonathan Oquendo para llevarse una decisión unánime y conseguir el campeonato Súperpluma Internacional de la Organización Mundial de Boxeo y de la NABO.

Durante casi toda la pelea, quien mostró actitud agresora fue el boricua al caminar al frente de Roach, quien, a su vez, fue hacia atrás en cada momento, aparentemente, sólo con la intención de contraatacar.

Dos jueces, sin embargo, vieron ganar al estadounidense 97-92 y el tercero 96-93 ante una gran rechifla de la afición ya acomodada en su lugar en espera de la pelea estelar entre Saúl “Canelo” Álvarez y Jonathan Oquendo.

El réferi descontó un punto a Oquendo por considerar que tiró un cabezazo intencional, lo cual provocó también el abucheo de la mayoría de aficionados y ni así parecía que el triunfo peligraba para el puertorriqueño.

Ante el evidente cansancio de Oquendo (30-6), Roach (19-0-1 KO) quiso reaccionar en los últimos dos asaltos, pero de manera pasiva y muy inconsistente.

Casi todos en la arena pensaban que Oquendo ya tenía la pelea ganada hasta que se sorprendieron con el anuncio del triunfo de Roach.

'Jojo' Díaz luce y conquista título Superpluma

Joseph “Jojo” Díaz mostró que puede brillar en el peso Superpluma.

Díaz noqueó en el séptimo round al nicaragüense Freddy Fonseca tras golpear y dominar por completo la antepenúltima pelea previa a la estelar de la noche.

Sólo en el primer episodio, la pelea fue competitiva. Cuando Fonseca intentó hacer algo, antes de que el ex olímpico estadounidense comenzara con una buena exhibición, siempre hacia el frente y con evidentes ganas de triunfar en apenas su segundo pleito en las 130 libras.

Díaz conquistó así el título vacante Superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Me siento mucho más cómodo y creo que puedo arriesgar más”, dijo Díaz. “En este peso, puedo golpear más fuerte, porque me desgasto menos. Me siento muy bien y ahí voy por campeonatos”.

Ya para el cuarto asalto, el dominio de Díaz (29-1, 15 KOs) era más que evidente. La cantidad de golpes lanzados eran más del doble que los de Fonseca, quien tiraba poco y con menos puntería aún.

Fonseca lució demasiado lento en sus intentos de ataque, quizá sorprendido por la velocidad de “JoJo” Díaz, quien se vio fuerte y rápido, pero, sobre todo, con mucha confianza.

Una derecha de Díaz al rostro hizo temblar las piernas de Fonseca en el sexto episodio, pero aguantó de pie. De ahí el méxicoestadounidense siguió con su ataque.

Al final de ese mismo capítulo, parecía que el mundo se le venía abajo a Fonseca después de una izquierda entre mandíbula y oreja izquierda que de nuevo lo cimbró. Segundos después, resbaló y cayó hincado sin caída oficial.

En el séptimo asalto, Fonseca (26-3-1 KO) fue acribillado por todos los rincones del cuadrilátero hasta que su esquina tiró la toalla para decretar la victoria de Díaz.

Gana Ana Ryder título Supermediano AMB

John Ryder (28-4, 16 KOs) noqueó también en el tercer asalto a Bilal Akkaway (20-1-1) para apoderarse del cetro Supermediano vacante de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Me sentí bien todo el fin de semana y lo mostré aquí”, señaló Ryder tras la pelea. “Estoy feliz con la detención, pero más aún de que nunca tuve pánico escénico o me apresuré cuando lo tenía lastimado. Escogí mis golpes y lo puse fuera de combate”