Empate deja insatisfechos a Erislandy Lara y Brian Castaño

El argentino Brian Castaño retuvo el campeonato Superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) tras empatar con el ex campeón cubano Erislandy Lara en el evento estelar de la cartelera de Premier Boxing Champions en Nueva York.

Castaño y Lara ofrecieron 12 fragorosos asaltos en los que los estilos se acomodaron para darle a los más de 7 mil aficionados en el Barclay Center de Brooklyn un buen espectáculo.

Las tarjetas fueron 114-114, 115-113 para Castaño y 115-113 para Lara, lo que decretó el empate y la posibilidad de una revancha.

Lara y su fino boxeo le dieron una ligera ventaja en el arranque, pero ya en el tercer episodio, Castaño se había metido en su guardia y comenzó a soltar fuertes impactos a las zonas blandas y al rostro del isleño que le permitieron remontar en la contienda.

Lara respondió a pesar del cansancio, emparejó las acciones y obligó a Castaño a cerrar de la mejor manera para que el aún campeón del mundo de las 154 libras rescatara el empate, con el que dejó su récord en 15-0-1 y 11 nocauts por 25-3-3 y 14 cloroformos de Lara.

“Sinceramente, fue una buena pelea, pero me vi ganando ocho rounds fácilmente”, aseguró Lara a la cadena Showtime tras la pelea. “(Brian) hizo buen trabajo, pero yo fui el más efectivo y más claro.

“Yo esperaba esto, sabía que tenía mucho tiempo preparándose para mí y eso esperaba. Una vez más demuestro que no estoy viejo. Quiero pelear con Jarrett Hurd de nuevo, con él o con Castaño”, agregó el cubano.

A su vez, Castaño coincidió con su rival sobre el sabor de boca que dejó su combate, pero difirió en la percepción personal.

“Sinceramente, (fue) un choque de estilos. Sé que gané la pelea. Para mí, me robaron la pelea. Si (Erislandy) quiere la revancha, se la doy”, respondió Castaño”. Es un boxeador defensivo, elusivo, sabía que tenía que hacer un trabajo exigente, me vi ganador, pero, bueno, peleas son peleas. Él era el favorito, así que hay que seguir trabajando para la revancha.

“Si Lara no quiere, puedo pelear con Hurd o (Jaime) Munguía”, añadió el argentino.

En el respaldo, el ex campeón interino de peso Pesado por la AMB, Luis “King Kong” Ortiz recorrió toda la ruta ante el rumano Christian Hammer para derrotarle por amplia decisión unánime con tarjetas de 100-90, 99-91 y 99-91, para apuntarse de nuevo a una posible pelea de campeonato en la categoría máxima.

Ortiz, de 39 años, mejoró a 31-1 con 26 nocauts y aseguró estar listo para Anthony Joshua o Deontay Wilder.

Hammer, de 31 años, se quedó con marca de 24-6 y 14 nocauts y aunque nunca le lastimaron como se esperaba, estuvo lejos del triunfo.

Además, el mexicano Eduardo Ramírez dio el batacazo de la noche al ceñirse la faja dorada de la AMB el noquear en el noveno episodio al panameño Bryan de Gracia, quien llegó como favorito luego de recetar cuatro nocauts en fila.

Ramírez, quien entrena con la familia Montiel en Los Mochis, mejoró a 22-1-3 y nueve nocauts, mientras que el canalero se estancó en 24-2-1 y 20 fueras de combate.