<
>

Oscar se rodeó de malos amigos, Joel De La Hoya

play
Padre de Oscar De La Hoya recuerda juventud de su hijo (2:12)

Joel De La Hoya asegura que el hoy promotor tuvo malas y buenas amistades de joven y que en balance, su carrera y su vida salieron bien. (2:12)

Oscar De La Hoya ha sido exitoso en muchas facetas de su vida, incluyendo el ganar oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, sumar seis campeonatos mundiales como boxeador profesional y en el presente, ser un exitoso promotor de boxeo.

Su padre Joel De La Hoya fue quien lo impulsó a acercarse al deporte de los puños, en donde lo guio durante su carrera amateur. Al llegar al profesionalismo, lo dejó volar solo, aunque admite que no todo fue color de rosa para su hijo durante ambos procesos.

"Estuve muy pendiente de él cuando era un niño en sus inicios en el boxeo. Ya como profesional, él se ha conducido solo, junto a sus entrenadores", recordó don Joel de la Hoya, quien llegó a Los Angeles en 1956, procedente de su natal Durango cuando contaba con 15 años de edad.

Como aficionado, ganó campeonatos nacionales en Estados Unidos, en donde desarrolló su juventud. En la Ciudad Condal, sumó la medalla de oro olímpica en el peso ligero. Posteriormente, como profesional, seis títulos mundiales, en seis divisiones diferentes, desde las 130 hasta las 160 libras.

Su padre fue clave en sus comienzos, pero también hubo detalles que el mentor no pudo evitar.

"Si algo pudiera cambiar en cuanto a su vida personal le quitaría a los amigos que tuvo, esos que solo estaban junto a él por su dinero, para 'gorrearle' la droga (que Oscar les comprara la droga)", reconoció don Joel, en entrevista exclusiva con ESPN Digital.

Al comenzar a despuntar y ganar dinero, el joven De La Hoya tuvo grandes logros y comenzó a acumular grandes bolsas. El padre del apodado Golden Boy señaló que durante esa época, las amistades de la juventud comenzaron a aparecer nuevamente.

"Y cuando se coronó por primera vez como campeón mundial, fue peor, porque empezó a ganar mucho dinero y aunque tuvo de lo mejor, en todos los sentidos, también se rodeó de malos amigos", aseguró don Joe. "Y yo me preguntaba cómo es que iba a volar, si lo iba a hacer bien, o si iba a terminar con las alas desgarradas entre las ramas de un árbol, ese era mi temor".

"Pero yo nunca le dije nada, no lo quise molestar en ese sentido, y se salió del huacal, como decimos los mexicanos'', agregó el progenitor de uno de los pugilistas más carismáticos, populares y exitosos del boxeo moderno en Estados Unidos.

De la Hoya tuvo marca de 24-2, como boxeador amateur, mientras que cuando incursionó en el profesionalismo en 13 combates, la mayoría celebrados en el Olympic Auditorium, noqueó a 9 oponentes y ganó otros 4 pleitos por la vía de los puntos.

Aunque ha tenido momentos difíciles en donde ha batallado con problemas de alcohol y sustancias, el patriarca de la familia De La Hoya entiende que ha podido superar aun con sus altas y bajas.

"Él se ha podido controlar en un 70 por ciento y el otro 30, se ha salido del huacal'', insiste don Joel, quien se ha mantenido cercano a su hijo durante los tiempos buenos y los difíciles.

De La Hoya padre, además, compartió momentos que atesorará durante su relación como padre y mentor de su hijo, de 44 años de edad y miembro del Salón de la Fama del Boxeo internacional.

"Luego de ganar la medalla de oro, nos reunimos Oscar, su hermano Joel y yo, para ir a comer, allá, en Barcelona. Nos abrazamos los tres, lloramos y no me olvido de las palabras que dijo Oscar en ese momento: 'Papá, ya ching... Ya no vas a tener que trabajar nunca", recordó don Joel.

Y efectivamente, Oscar le ha cumplido a su padre en ese sentido ya que de acuerdo a las revelaciones de don Joel, de todas sus ganancias como boxeador profesional siempre le entregó el diez por ciento de sus bolsas.

Una de las situaciones con las que ha tenido que lidiar Oscar es su identidad. Nacido en Estados Unidos, durante muchos años no fue aceptado por los mexicanos aun cuando sus padres son oriundos de México. Poco a poco, esa imagen ha cambiado gracias a que De La Hoya se ha identificado con todas las tradiciones y la cultura mexicana, amén de jurar la ciudadanía mexicana.

"Él es 'Pocho', pero eso no le quita que haya sido uno de los mejores boxeadores", aseguró don Joel.

La empresa de Oscar, Golden Boy Promotions, es al presente una de las principales promotoras de boxeo en Estados Unidos y mantiene como su figura principal al mexicano Saúl "Canelo" Alvarez, quien es una de las principales atracciones a nivel mundial.