<
>

Alex Cora dice es manager Boston por sus méritos y no por ser minoría

play
'La franquicia está comprometida con Puerto Rico', asegura Alex Cora (2:48)

El nuevo manager de Boston dice sentirse comprometido con la recuperación de la Isla. (2:48)

BOSTON - Alex Cora ha dado uno de los pasos más grandes para un puertorriqueño en las Grandes Ligas, pero no quiso dejar pasar la oportunidad de reafirmar donde proviene.

"Soy puertorriqueño, no lo puedo negar, y soy el manager de los Medias Rojas", sentenció Cora en conferencia de prensa en el Fenway Park. "La historia es una y la realidad es otra ahora. Cuando me dieron el trabajo lo pensé, pero esta ciudad me abrió los brazos del 2005 al 2008. Fue una ciudad que me aceptó como soy".

El exligamayorista se convirtió en el primer manager de un grupo minoritario en los 117 años de la legendaria franquicia de los Medias Rojas de Medias Rojas de Boston, y el segundo puertorriqueño en la historia en estar al mando de un equipo de Grandes Ligas.

Cora explicó que una de las condiciones para aceptar su nuevo puesto con los Medias Rojas fue que el equipo se comprometiera con enviar ayuda a Puerto Rico, después que la isla caribeña fue devastada el pasado 20 de septiembre por el impacto directo del Huracán María.

"Se comprometieron que nos van ayudar en todo lo que está pasando; van a empezar con un avión (con donativos)", explicó. "Eso fue algo que yo les especifiqué a ellos en la negociación y no titubearon. Es increíble y lo poco que podía hacer era entregarle la bandera de Puerto Rico".

"Que (en Puerto Rico) ellos puedan sintonizar y verme a mí y disfrutarse esto de verdad que es increíble", agregó Cora. "Sabemos lo difícil que están las cosas, pero poquito a poco nos estamos levantando y noticias como estas yo sé que son importantes y le llevan alegría a nuestra isla".

El dirigente de 42 años reconoció que su nombramiento fue un paso importante para la franquicia, una de las últimas en hacer oficial la integración racial en Grandes Ligas, lo cual no sucedió sino hasta 1959, 12 años después del debut de Jackie Robinson.

"(En Boston) han aceptado a muchos latinoamericanos que han sido caballos, como David (Ortiz), Luis Tiant, Pedro Martínez", continuó Cora. "Y sí es entre comillas 'un peso' pero no lo veo como un obstáculo. Lo veo como una oportunidad de abrirles los ojos a mucha gente de que nosotros podemos hacer trabajos de alto rendimiento".

Después de ser presentado oficialmente la tarde del lunes por el presidente de operaciones de béisbol de los Medias Rojas, Dave Dombrowski, Cora le obsequió una bandera de Puerto Rico en reconocimiento al compromiso que declaró el equipo con la isla.

El nuevo dirigente vistió su nuevo uniforme con el número 28 en honor a su hermano mayor, Joey Cora, quien continuará como coach en los Piratas de Pittsburgh, a pesar que le ofreció unirse a su nuevo cuerpo de entrenadores.

"No me lo pude traer como coach acá, fue su decisión. Las razones fueron increíbles, mejor hermano no puede ser, quiere verme crecer solo y hacer las cosas como dirigente solo", explicó Cora. "Tenía la opción de muchos números y cuando vi el 28 (me dije) si no me lo puedo traer, puedo tener su número".

"Como yo siempre he dicho, era cuestión que la gente nos viera nuevamente como capaces. Cuando dejaran de vernos como minorías, las oportunidades iban a venir y este año aparecieron muchas oportunidades."

Alex Cora

"(Es por) agradecimiento a él", continuó. "Yo perdí a mi papá en 1988 y Joey fue mi hermano, mi mejor amigo, mi papá, mi todo. Eso es lo único que podía hacer por él ahora mismo y en verdad me siento honrado en tenerlo".

El boricua además destacó su experiencia como gerente general del equipo de Puerto Rico en el pasado Clásico Mundial de Béisbol como su mejor preparación para el reto de dirigir a un equipo de Grandes Ligas con las expectativas que existen en una ciudad beisbolera como Boston.

Cora fue además gerente general y dirigente de forma simultánea de los Criollos de Caguas del béisbol invernal puertorriqueño y coach de banca de los recién coronados campeones de la Serie Mundial, los Astros de Houston. Es así como se siente capaz de asumir el mayor desafío en su carrera, al no sólo lograr el sueño de dirigir en Grandes Ligas, pero también hacerlo con la franquicia con la que ganó un campeonato de Serie Mundial como jugador en 2007.

"(Tuve) el peso de un país en mis hombros", admitió el puertorriqueño. "Las expectativas de ese equipo eran gigantes; el talento que teníamos, Francisco Lindor, Javier Báez, Carlos Correa, Yadier (Molina). No completamos el trabajo, pero ese equipo le robó el corazón al mundo de la manera en que jugaron y sé que Puerto Rico está sumamente orgulloso de ellos y eso es lo que me llena".

"Pero en un momento, la presión del pueblo, las expectativas las sentí y fue el trabajo más difícil que he hecho... ¡hasta ahora!"

La escasez de dirigentes de color en Grandes Ligas ha sido una preocupación creciente en los últimos años, pero esta campaña será la primera desde 2012 en la cual habrá tres dirigentes latinos el Día Inaugural: Cora, el mexicoamericano Rick Rentería de los Medias Blancas de Chicago y Dave Martínez, quien nació en Nueva York, de padres puertorriqueños, con los Nacionales de Washington.

"Como yo siempre he dicho, era cuestión que la gente nos viera nuevamente como capaces", destacó Cora. "Cuando dejaran de vernos como minorías, las oportunidades iban a venir y este año aparecieron muchas oportunidades".

Edwin Rodríguez, quien fue el primer dirigente puertorriqueño en Grandes Ligas tras asumir la vacante en los Marlins de Miami después del despido del cubanoamericano Fredi González en junio de 2010 y asumió el puesto para iniciar la campaña 2011, elogió la contratación de su compatriota.

"Para Puerto Rico esto significa muchísimo", dijo Rodríguez en entrevista telefónica con ESPN Digital. "Enhorabuena, esto es en verdad un aliento para el fanático puertorriqueño este tipo de noticia, y bien merecido. Alex está bien preparado para esta posición y le gustan retos. Así que yo creo que va hacer un buen papel".