Giannis Antetokounmpo desestima conversación sobre MVP

play
Cuarenta y dos puntos de James Harden se quedaron 'cortos' ante los Bucks (3:04)

Giannis Antetokounmpo logró un doble doble, su equipo lo respaldó y Milwaukee terminó ganando en Houston, 116-109. (3:04)

HOUSTON - Una actuación dominante en la victoria a domicilio de los Milwaukee Bucks por 116-109 sobre los Houston Rockets del reinante MVP, James Harden, el miércoles podría haberle brindado a Giannis Antetokounmpo una plataforma importante para comenzar a hacer campaña por el honor individual más prestigioso de la NBA.

Antetokounmpo, sin embargo, desestimó la primera discusión sobre su candidatura a Jugador Más Valioso como a menudo elude a los defensores con su largo euro-step.

"Lo único que me importa es ganar, para ser honesto contigo", dijo Antetokounmpo luego de anotar 27 puntos, consiguiendo 21 rebotes y un total de 5 asistencias para los Bucks líderes del Este. "Sé que, ganando, haciendo lo que sea necesario, ayudando a tus compañeros de equipo y simplemente dejándolo todo en la cancha, todo se arreglará solo".

Si Antetokounmpo necesita un gerente de campaña, el pívot de Milwaukee, Brook López, parece estar a la altura.

"Definitivamente creo que es nuestra creencia dentro del vestuario, y de muchos en la liga, que tenemos al mejor jugador de la liga aquí", dijo López. "Lo hace de muchas maneras. Él hace que muchos de sus jugadores mejoren. Está en toda la cancha constantemente. Es impresionante verlo todas las noches".

Harden, quien ha declarado repetidamente y con firmeza recientemente que espera ganar el MVP, no hizo nada para disminuir sus probabilidades a pesar de un esfuerzo defensivo sobresaliente por parte de los Bucks, quienes con frecuencia obligaban a Harden a conducir hacia su derecha y hacia los hombres grandes de Milwaukee. Harden anotó 42 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias, pero se fue de 13-30 desde el piso y tuvo 9 pérdidas de balón.

La brillantez de Harden en el último cuarto permitió que los Rockets redujeran un déficit de 15 puntos a tres con 2:37 restantes. Pero Harden falló sus últimos cuatro tiros, incluyendo un par de potenciales triples para empatar.

Antetokounmpo anotó los puntos decisivos de una manera apropiada, volando desde el ala que puso a los Bucks seis puntos con 39.1 segundos por jugar.

"Simplemente hace todo", dijo el entrenador de los Bucks, Mike Budenholzer. "Tiene un gran impacto en las victorias".

Antetokounmpo se ha puesto a sí mismo en la conversación sobre los mejores jugadores de la liga al promediar eficientemente 26.6 puntos, 12.8 rebotes y 6.0 asistencias y jugar una defensa dominante para un equipo de Milwaukee que tiene el mejor porcentaje de victorias de la NBA (29-11, .725). El Greek Freak es un talento único capaz de proteger defensivamente el aro y de crear ofensivamente con su dribleo, que a menudo completa con sus espectaculares volcadas.

"No es normal", dijo el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni. "Quiero decir, ese tipo mide 7 pies y tiene el control [del cuerpo], y todo lo que hace. Es un gran jugador, por lo que está en la conversación [MVP], porque están jugando muy bien. Y él debería serlo, pero nos queda mucho baloncesto.

"Estamos a mitad de camino. Él y James están allá arriba con un par de otros tipos, y eso se solucionará".

Harden, que lidera la liga en promedio de anotaciones con 33.9 puntos por juego luego de su 12º encuentro de 40 puntos en la temporada, reconoció que Antetokounmpo se ha abierto camino en la discusión sobre quién es el mejor jugador de la liga.

"Está arriba", dijo Harden. "Definitivamente es [élite], de la misma forma en que impacta el juego".

Antetokounmpo no quería participar en una discusión sobre cómo se estaba perfilando la carrera de MVP a medida que se acerca el punto medio de la temporada de la NBA. Llamó a la victoria televisada a nivel nacional sobre los Rockets de Harden "solo otro juego", reconociendo que fue divertido jugar con ese tipo de atención, pero enfatizó que la victoria de los Bucks era importante, no sus estadísticas individuales.

Informado de que López declaró que los Bucks creen que es el mejor jugador de la liga, Antetokounmpo sonrió y bromeó diciendo que el pívot es "mi fanático número uno". Sin embargo, Antetokounmpo admitió que ese estado ocupa un lugar alto entre sus objetivos.

"Para ser honesto contigo, todo lo que me importa en este momento es mejorar, ayudar a mi equipo a ganar", dijo Antetokounmpo. "Y [convertirse en el mejor jugador de la liga] va a llegar solo. Sé que algún día podría suceder. No sé si todavía estoy allí, pero haré lo que sea necesario para lograrlo, porque eso es lo que quiero hacer".